Quantcast
El Tiempo Latino
8:57 a.m. | 68° 9/23/2017

No es broma, los Nationals se han convertido en una de las mejores franquicias del béisbol


En las últimas seis temporadas, Washington ha ganado tantos partidos como cualquier otro, excepto los Dodgers.

Barry Svrluga | The Washington Post | 9/12/2017, 10:35 a.m.
No es broma, los Nationals se han convertido en una de las mejores franquicias del béisbol
Los jugadores de los Nationals agradecen a la multitud mientras celebran la conquista del título de la División Este de la Liga Nacional este domingo. | Katherine Frey — The Washington Post

Hubo momentos, sin embargo, cuando esa visión parecía algo entre borrosa y delirante. A principios de 2007, para el primer entrenamiento durante la primavera en la que los Lerners eran propietarios del club, la franquicia trajo 36 lanzadores a Viera, Florida, para tratar de hacer el equipo. Ni un solo candidato para la rotación había pasado la temporada anterior ni entre los saludables ni en un roster de las Grandes Ligas. Fue la primavera de Tim Redding y Jerome Williams, de John Patterson y Shawn Hill, de Matt Chico y Mike Bacsik. Uno de esos los que se le había terminado el juego y aspiraciones fue Chris Michalak, para entonces 36 y a quien se le daba un último chance.

"Cuando estuve aquí en 2007, y esa cultura de solo..." y luchó por encontrar una palabra. Michalak es ahora el entrenador de lanzadores de la Clase AA, Harrisburg, parte de la máquina de desarrollo de jugadores de los Nacionales. Así que él sabe lo que era ser un National para entonces y cuál era la brecha hasta ahora.

"Como jugador, nunca esperabas esto", dijo, parado en el borde de la competencia el domingo por la noche. "Esto no era parte de lo que era real, ahora esto es lo que se espera".

Se espera por los jugadores, seguro. Strasburg, que estaba en su mejor domingo con ocho entradas y dos hits para llevar su racha de cuadros sin anotación a 34, y Harper fueron los dos primeros en el draft, y Max Scherzer fue un gran agente libre y Werth estableció algo de credibilidad y en línea. Zimmerman y Gio González y Wilmer Difo y Dusty Baker y Sean Doolittle y todas esas otras personas que llevan uniformes, con una historia de postemporada aún por escribir.

Pero allí está, también, Doug Harris y Kris Kline, que encabezan el desarrollo de jugadores y el scouting de jugadores no profesionales, respectivamente. Y allí está Mark Scialabba y Ryan Thomas y Jeff Zona y Jimmy Gonzales y Mark Baca y Johnny DiPuglia y Dan Jennings y Bob Schaefer y un montón de otros nombres - muchos - que usted no conoce. Eso está bien con ellos. Pero tampoco hay champagne sin ellos.

"Esto no es un espectáculo de un solo hombre, un espectáculo de un solo departamento", dijo Rizzo. "Esto es algo en lo que tienes que tener la infraestructura para tener éxito sostenido, y la gente de la que nunca hablamos es de lo que se trata".

Piense en dos cosas: en cómo estos Nats se constituyen cuando están sanos y la alineación que colocó un potencial remate el domingo. Sus ocho jugadores de posiciones regulares representan el draft (Zimmerman, Harper, el tercera base Anthony Rendon y el jardinero central Michael A. Taylor), los fichajes de agentes libres (Werth, el segundo base Daniel Murphy y el receptor Matt Wieters) y un intercambio (el campo corto Trea Turner). Eso es todo producto de un grupo de exploración y desarrollo de jugadores que trabajan para hacer un equipo para las eliminitarias.