Quantcast
El Tiempo Latino
11:17 p.m. | 60° 10/19/2017

El ultimátum de Trump a los “soñadores” impacta en la industria de la salud


Los líderes de la industria han sugerido que la terminación de DACA podría tener un impacto significativo, especialmente entre los estudiantes de medicina y asistentes de salud en el hogar

Ana B. Ibarra y Carmen Heredia Rodriguez para Kaiser Health News | 9/19/2017, 9:45 a.m.
El ultimátum de Trump a los “soñadores” impacta en la industria de la salud
Karla Ornelas es una estudiante de tercer año de medicina en la Universidad de California-Davis, y beneficiaria de DACA. Su meta es convertirse en médica de familia y volver al Valle Central. | Foto cortesía de Karla Ornelas

Yuriana Aguilar estuvo en los titulares el año pasado cuando se convirtió en la primera estudiante inmigrante indocumentada en obtener un doctorado de la Universidad de California-Merced.

Ahora está en medio de su beca postdoctoral en la Universidad Rush en Chicago, investigando formas de ayudar a prevenir el paro cardíaco súbito, una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos.

La joven fue capaz de obtener esta beca sólo por su participación en el programa federal de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que permite a los jóvenes que fueron traídos de niños los Estados Unidos sin la documentación apropiada, quedarse y trabajar aquí.

Aguilar, de 27 años, nació en México y llegó con su familia a Fresno, California, a los 5 años.

Pero su investigación podría detenerse si la administración del presidente Donald Trump mantiene su promesa de poner fin al programa DACA.

Es irónico "que mi investigación podría eventualmente ayudar a salvar las vidas de las personas que están alterando mi vida", dijo, refiriéndose a los miembros del Congreso, muchos de los cuales están en una edad en que la que el riesgo de enfermedad cardíaca es mayor.

"Pediría al Congreso que mirara... cuánto hemos logrado en estos últimos cinco años", dijo Aguilar. "No estamos tomando el trabajo de nadie, simplemente estamos llenando las lagunas".

Aguilar es una de los 220.000 beneficiarios de DACA en California, el grupo más grande del país. A nivel nacional, hay cerca de 800.000 niños y adultos jóvenes con DACA, un estatus que les ofrece protección temporal contra la deportación y la posibilidad de recibir permisos de trabajo. El ex presidente Barack Obama estableció el programa en 2012 a través de una orden ejecutiva.

No hay estadísticas firmes que demuestren cuántos de estos inmigrantes, conocidos como "soñadores", trabajan en el sector de la salud, pero los líderes de la industria han sugerido que la terminación de DACA podría tener un impacto significativo, especialmente entre los estudiantes de medicina y asistentes de salud en el hogar.

"Las implicaciones de esta acción para los estudiantes de medicina, los médicos residentes y los investigadores con el estatus de DACA son graves, e interferirán con su capacidad para completar su formación y contribuir de manera significativa a la salud de la nación", declaró la Asociación de Colegios Médicos Americanos (AAMC) a través de un comunicado.

Robert Espinoza, vicepresidente de políticas de PHI, un grupo de defensa de la atención médica a largo plazo, dijo que la terminación del programa podría tener consecuencias importantes para la fuerza laboral en salud. "Cuanto más amenace la administración a los inmigrantes y a sus familias y comunidades, más se está amenazando al suministro de mano de obra", agregó.

El 5 de septiembre, el fiscal general Jeff Sessions anunció que el presidente Trump cancelaría la orden ejecutiva que creó DACA. La administración dijo que no cree que Obama tuviera la autoridad para establecer el programa, y que anticipa demandas de los estados.

La administración está brindando un período de gracia de seis meses antes de que estas protecciones terminen, dándole tiempo al Congreso para aprobar una legislación para tratar el estatus legal de los soñadores. Trump y legisladores demócratas han acordado trabajar en un plan para ampliar el programa DACA, pero hay pocos detalles, y los conservadores ya han planteado preocupaciones.