Quantcast
El Tiempo Latino
5:58 p.m. | 71° 10/19/2017

Por qué el ataque al Medicaid nos afecta a todos


Estados Unidos se ha convertido en una “nación Medicaid”.

Phil Galewitz | Kaiser Health News | 9/28/2017, 6:02 p.m.
Por qué el ataque al Medicaid nos afecta a todos
Jane Fergus, de Lawrence, Kansas, dice que el Medicaid paga todas las cuentas médicas de su hijo Franklin, de 8 años, quien nació con una discapacidad genética que lo dejó incapaz de hablar o caminar. También cubre la silla de ruedas, el andador y el cuidado de salud en el hogar. | Nick Krug/Lawrence Journal-World

A diferencia de los beneficiarios del Medicare, que mantienen ese seguro de por vida, la mayoría de los afiliados del Medicaid entran y salen del programa, de acuerdo a su realidad económica.

Alrededor del 30% de los hispanos no seniors tienen cobertura del Medicaid u otros programas públicos, y también más del 50% de los niños de 18 años o menos.

Todos estos números subrayan la importancia del Medicaid, pero también provocan alarma entre los conservadores y algunos economistas que dicen que los EE.UU. no pueden pagar los costos a largo plazo.

Bill Hammond, director de política de salud del Centro de Políticas Públicas de Albany, Nueva York, dijo que el Medicaid ha sido de gran ayuda para aquéllos para los que fue diseñado: niños y discapacitados. Pero ha crecido tanto que el costo daña los esfuerzos estatales por pagar otros servicios públicos necesarios, como la educación y las carreteras. "No puedo pensar en ningún otro programa contra la pobreza que llegue a tanta gente... es un beneficio demasiado caro".

"Necesitamos transferir a la gente a coberturas en el sector privado", dijo, señalando que millones de personas en el programa tienen ingresos por encima del nivel federal de pobreza.

Puede ser tu vecino

Joana Weaver, de 49 años, de Salisbury, Maryland, tiene parálisis cerebral, y ha estado dentro y fuera del Medicaid desde que nació. Durante los últimos años, El Medicaid le ofrece servicios de enfermería en el hogar durante seis horas al día para ayudarla a vestirse, bañarse y alimentarse. Eso la mantuvo fuera de un hogar de adultos mayores y le permitió enseñar inglés a tiempo parcial en un colegio comunitario local.

"Para mí, Medicaid ha significado tener mi independencia", dijo Weaver.

"Es el mecánico de la calle, la mujer del restaurante o la gente que trabaja en el mercado", dijo Sara Rosenbaum, experta en política de salud en la Universidad George Washington, en Washington, D.C.

Mientras que todos los estados confían en el Medicaid, se usa más en algunos lugares que otros debido a las diversas reglas de elegibilidad estatales y las tasas de pobreza. Desde agosto, alrededor del 44% de los residentes de Nuevo México están asegurados por el Medicaid. En West Virginia y California, la tasa es de casi 1 de cada 3 habitantes.

Jane y Fred Fergus, en Lawrence, Kansas, dijeron que el Medicaid ha sido una piedra angular en sus vidas desde que su hijo, Franklin, nació hace ocho años con una severa discapacidad genética que lo dejó incapaz de hablar o caminar. Está ciego y sordo en un lado de su cuerpo.

Aunque la familia tiene seguro a través del trabajo de Fred como profesor de historia en una escuela secundaria, Franklin fue elegible para el Medicaid a través de un programa opcional que los estados usan para ayudar a las familias con la atención de niños con discapacidades en sus hogares, en lugar de tener que trasladarlos a un hospital o asilo.

El Medicaid paga todas sus facturas médicas, incluyendo los costos mensuales de transporte al Hospital Infantil de Cincinnati, donde durante los últimos 18 meses Franklin ha estado recibiendo un medicamento experimental de quimioterapia para ayudar a reducir los tumores que bloquean sus vías respiratorias, dijo Jane Fergus. También cubre su silla de ruedas, andador y el cuidado diario de enfermería en casa.