Quantcast
El Tiempo Latino
7:47 p.m. | 63° 10/18/2017

“Extender el TPS es lo correcto tanto para El Salvador como para EE.UU.”


Gracias al TPS, Soledad pudo obtener un trabajo en la Alcaldía. Ella es un ejemplo de superación y esfuerzo

Alcaldesa Muriel Bowser | Especial para El Tiempo Latino | 9/29/2017, 3:49 p.m.
 “Extender el TPS es lo correcto tanto para El Salvador como para EE.UU.”
LÍDERES. El Alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, se mostró complacido de reunirse nuevamente con su colega, la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser | Santiago David Távara para ETL

SALVADOREÑA. Soledad trabaja en el City Hall de Washington, DC y su hija aspira a convertirse en Alcaldesa siguiendo el ejemplo de la Alcaldesa Muriel Bowser.

Cortesía Oficina de la Alcaldesa

SALVADOREÑA. Soledad trabaja en el City Hall de Washington, DC y su hija aspira a convertirse en Alcaldesa siguiendo el ejemplo de la Alcaldesa Muriel Bowser.

El edificio John A. Wilson ubicado en el centro de Washington, DC está lleno de personas que definen la historia de la ciudad y una Alcaldesa que creció perteneciendo a la quinta generación washingtoniana de su familia, funcionarios gubernamentales que crecieron aquí o se mudaron para asistir a la universidad y nunca regresaron a su lugar de origen, habitantes que vinieron a conocer a su Alcaldesa o testificar ante el Concejo, murales de residentes de Washington legendarios, aquellos que lucharon por un gobierno independiente (Home Rule) y los que continúan luchando por convertir a Washington, DC en un estado. Entre todas estas personas hay otra que representa la historia de DC, una mujer que se mudó a los Estados Unidos desde El Salvador hace casi veinte años para tener la oportunidad de obtener una mejor vida. Menos de una década después de que la guerra civil de su país terminara. Soledad, entonces una joven que vivía en un pequeño municipio de El Salvador, tomó una decisión desgarradora: Para ayudar a su familia económicamente, dejaría atrás a sus seres queridos y todo lo que ella conocía y se trasladaría a los Estados Unidos.

En el 2001, Soledad se convirtió en uno de los cientos de miles de salvadoreños que viven en los Estados Unidos y se beneficiaron de la decisión del Presidente Bush de otorgar a El Salvador el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés). Gracias al TPS, Soledad pudo obtener un trabajo, una licencia de conducir y comprar un carro. Hoy, ella trabaja con orgullo en la Oficina de la Alcaldía de Washington, DC, y su hija aspira a convertirse en Alcaldesa de Washington, DC.

Soledad todavía recuerda el alivio de descubrir que no tendría que caminar por las calles con miedo a la deportación, y está infinitamente agradecida por todas las oportunidades que ha encontrado en los Estados Unidos y por las personas que la han ayudado a aprender inglés, palabra por palabra, y a construir una vida en DC.

A lo largo de Washington, DC, hay aproximadamente 1.400 salvadoreños como Soledad. En todo el país, hay casi 200.000 salvadoreños que viven y trabajan en nuestras comunidades.

Estos habitantes son nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros compañeros de clase y trabajo. Ellos pueden vivir y trabajar en DC debido al TPS, un estatus migratorio legítimo concedido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) a los nacionales de países que sufren desastres naturales, conflictos armados y otras condiciones extraordinarias y temporales que hacen el regreso a su país un viaje inseguro. A través del TPS, las personas que estaban en los Estados Unidos en el momento de la designación original pueden permanecer y trabajar legalmente hasta que la designación expire. El Salvador recibió por primera vez la designación del TPS en el 2001 luego de una serie de terremotos en el país. Desde entonces, la designación se ha renovado cada 18 meses sobre la base del análisis del gobierno de los Estados Unidos de las condiciones en El Salvador.