Quantcast
El Tiempo Latino
12:31 p.m. | 85° 7/18/2018

Cómo elegir un campamento de verano para los niños


Entre tantas opciones es importante saber escoger cuál es el que mejor se adapta a las necesidades y deseos de los niños y la familia

María Elisa Villamizar | 4/1/2018, 8:58 p.m.
Cómo elegir un campamento de verano para los niños

Aunque falta un tiempo para el verano, es importante ir planificando qué actividades se van a hacer para cuando llegue el calor veraniego. Muchos padres deciden enviar a sus hijos a campamentos durante la temporada, una oportunidad para que los jóvenes se diviertan y hagan cosas productivas durante sus vacaciones. Sin embargo, entre tantas opciones a escoger, puede llegar a ser complejo elegir cuál campamento es mejor para los niños o jóvenes.

Te ofrecemos una lista de algunos pasos a seguir si estás pensando inscribir a tu hijo en alguna actividad para el verano:

Identifica los deseos y las posibilidades para los jóvenes y la familia. La elección de un campamento comienza conversando sobre qué quieren hacer los jóvenes en un campamento y sobre las posibilidades y deseos de la familia para escoger uno específico. Es importante involucrar al joven en esta etapa: su participación desde el principio es fundamental para un buen resultado. Cuanto más sepan sobre el campamento antes de llegar, más fácilmente se acoplarán. En cuestión de lo que quiere el/la joven, se debe responder si quiere una experiencia de campamento durante la noche o el día, si desea una experiencia de campamento tradicional o una que se especialice en algunas actividades, si quiere una estadía larga o corta, si quiere un entorno mixto o de un solo sexo, si está dispuesto a asistir solo o si prefiere ir con un amigo. Con respecto a las posibilidades familiares, cuál es el presupuesto que se puede cubrir, si la locación es favorable, si es posible el transporte, si se puede cubrir el tema de los almuerzos y meriendas, etc.

Busca un campamento que combine el interés del joven con un componente educativo. La mayoría de los campamentos vienen con algún tipo de componente educativo integrado; incluso los campamentos deportivos incluyen aprender las reglas del juego, las matemáticas y el buen espíritu deportivo. Pero, si puedes encontrar un campamento que disfrute tu hijo, y que también lo ayude con un aspecto de la escuela con el que pueda tener problemas, entonces el campamento cumplirá una doble función y puede ayudar a que el niño o joven tenga una transición más fácil de regreso a la escuela en el otoño.

Selecciona un campamento que tenga un historial de reseñas positivas en línea. Con el internet, es fácil encontrar las opiniones de padres y jóvenes sobre los campamentos, lo cual puede ayudar a tomar la decisión sobre cuál sitio es mejor que otro.

Elige un campamento que sea del tamaño adecuado para tu hijo. Los campamentos pueden variar de tamaño en cuestión de personas participando, desde 10 a 20 campistas hasta más de 400. Conversa con tu hijo y determinen en conjunto en qué entorno les conviene más. Los campamentos más pequeños pueden brindarle al joven la atención especializada que necesita. Los más grandes permite a los niños integrarse en grandes situaciones sociales que los obligan a socializar y trabajar en equipo.

Considera los servicios disponibles en el campamento. Investiga cuáles son los servicios transporte, comidas, seguro, viajes especiales, tickets, servicios de salud o el uso de equipos especiales que ofrece el campamento y si están incluidos en el presupuesto. Si tu hijo tiene necesidades alimenticias o de salud especiales, verifica si el campamento tiene la capacidad de cumplirlas.

Habla con otros padres sobre sus experiencias con diferentes campamentos. Una buena manera de obtener reseñas de los campamentos es hablar con otros padres que enviaron a sus hijos al sitio en veranos anteriores. De esta manera, podrán compartir experiencias y darles una idea de cómo funciona normalmente el campamento. También pueden decirte si la experiencia fue enriquecedora o educativa para su hijo.

Visita el lugar del campamento. Antes de registrar a su hijo en un campamento, es una buena idea visitarlo primero para garantizar la calidad de los programas, los instructores y las instalaciones. Podrás obtener una visión de cómo los guías de los campamentos tratan a los niños y lo que ocurren en el campamento día a día.