Quantcast
El Tiempo Latino
7:24 p.m. | 66° 9/23/2018

El gobernador de Virginia veta proyecto de ley que prohíbe las ciudades santuario


Llamó a la medida "innecesaria y divisiva".

Laura Vozzella | The Washington Post | 4/10/2018, 9:27 a.m.
El gobernador de Virginia veta proyecto de ley que prohíbe las ciudades santuario
El gobernador de Virginia, Ralph Northam. | Gobierno de Virginia/Flickr

RICHMOND, Virginia - El gobernador de Virginia, Ralph Northam, demócrata, vetó el lunes un proyecto de ley que habría prohibido el establecimiento de ciudades santuario, un tema que dominó su carrera como gobernador el año pasado.

El proyecto de ley era una sola frase: "Ninguna localidad adoptará ninguna ordenanza, procedimiento o política que restrinja la aplicación de las leyes federales de inmigración".

Northam sugirió que la legislación exigiría a las ciudades y pueblos de Virginia a asumir la carga de hacer cumplir la ley de inmigración federal, ya sea sustituyendo a la policía local o manteniendo a los presos indocumentados en los calabozos locales. Llamó a la medida "innecesaria y divisiva".

"Esta legislación obligaría a las agencias policiales locales a usar recursos limitados para realizar funciones que son responsabilidad de las agencias federales de aplicación de la ley de inmigración", escribió Northam en una declaración que acompaña al veto. "También envía un mensaje escalofriante a las comunidades de Virginia lo cual podría tener un impacto negativo en la seguridad pública".

El Delegado Ben Cline, republicano por Rockbridge, quien apoyó el proyecto de ley, dijo que la medida tenía la intención de prohibir que las localidades interfirieran en las acciones federales de inmigración, no presionarlas para que entren en servicio.

"Asegurar que las localidades de Virginia cumplan con las leyes federales de inmigración es una cuestión de seguridad pública y defender el estado de derecho", dijo Cline. "El veto del gobernador Northam a mi proyecto de ley para prohibir ciudades santuario en Virginia es indefendible".

La Asamblea General tendrá la oportunidad de anular el veto de Northam cuando vuelva a convocarse para su "sesión de veto" el 18 de abril. Pero es poco probable que lo haga porque la medida pasó por ambas cámaras por poco.

Northam recorrió una delgada línea sobre la inmigración ilegal durante la carrera por la gobernación el año pasado, cuando el rival republicano Ed Gillespie lo acusó de ser blando con las ciudades santuario y miembros de la pandilla MS-13.

Northam generalmente hizo caso omiso de esas afirmaciones calificándolas de como fanfarronadas políticas ya que Virginia no se había declarado "ciudades santuario", un término generalmente usado para referirse a localidades que no cooperan con las autoridades federales de inmigración.

Pero en un momento durante la campaña, Northam dijo que apoyaría la prohibición de las ciudades santuario si surgiera alguna en Virginia.

Cline dijo que el gobernador y otros críticos de su proyecto de ley lo han malinterpretado como un esfuerzo para obligar a las localidades a participar en programas con la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), como el que la alguacil del condado de Fairfax, Stacey Kincaid, canceló en enero. Según el contrato iniciado en 2012, el condado mantenía a los presos solicitados por ICE hasta 48 horas más allá de sus fechas de liberación.

Kincaid señaló en ese momento que Fairfax ya cumple con una ley estatal que exige que las localidades determinen si los reclusos están en el país de manera ilegal y, luego, ingresan esa información en una base de datos estatal que se pone a disposición de ICE.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)