Quantcast
El Tiempo Latino
4:07 p.m. | 82° 9/20/2018

El “nuevo” béisbol y la opinión de una leyenda de los Nats


A juicio de Waerth a estas personas “les gusta predecir números y jugadores; creo que eso está matando el juego”

Jonathan Soto | 8/23/2018, 9:52 p.m.
El “nuevo” béisbol y la opinión de una leyenda de los Nats
REFERENTE. Jayson Werth, exjugador de los Nacionales de Washington. | John McDonnell/The Washington Post

Jayson Werth es un hombre querido en Washington. Sus siete años con el uniforme de los Nacionales le brindó un espacio bastante especial en el corazón de los fanáticos gracias a una entrega que solo pocos elementos han podido dar.

Su estilo hace recordar a viejos exponentes de la disciplina, en la que esos atletas estaban más allá de los números. Sobre eso dio detalles el otrora jardinero, quien manifestó a los medios ser uno de esos exbeisbolistas a los que poco importan las estadísticas, o al menos aquellas que van más allá.

Mediante un podcast, el hombre de 39 años dijo que los equipos “ahora tienen a todos éstos ‘super nerds’ en las gerencias y que no saben nada sobre beisbol y están tomando decisiones”.

A juicio de Waerth a estas personas “les gusta predecir números y jugadores; creo que eso está matando el juego”.

Su lamento tiene a su lado un manifiesto claro y es que las acciones van más allá de lo que las cifras revelen. Sandy Koufax así lo señaló hace décadas, ponderando al talento por encima de todo, de ahí la grandeza de piezas que jamás serán olvidadas, así como la entrega que no reconoce de límites.

En eso último no hay forma de apartar a Werth como uno de los peloteros más abnegados de su generación.

Número para todo

Las palabras de Koufax fueron el abrebocas de lo que Werth criticaría con nombre propio: la sabermetría.

Este es el estudio con el cual se presentan distintas estadísticas para determinar los puntos altos y bajos de un jugador, sea cual sea su posición, no solo en el plano defensivo sino también en el cajón de bateo e incluso aplica sobre los lanzadores.

Hoy no solo se habla del average, la efectividad o el porcentaje de fildeo, pues existen páginas especializadas en dar detalles de cómo le va a cualquier elemento del juego ante varias circunstancias, ponderando factores como el estadio, si es de día o de noche e incluso su influencia en cada inning del compromiso.

Los defensores del sistema no solo apuestan a un “nuevo béisbol”, también encuentran un antecedente reciente que asegura resultados, pero poco éxito.

La influencia de Billy Beane

El 13 de agosto de 2002, los Atléticos de Oakland dieron inicio a una racha de 20 victorias. La situación ponía en el mapa a un conjunto que parecía contar con pocas opciones de hacer la postemporada, pero cuya seguidilla elevó los ánimos de la organización dirigida desde las oficinas por Billy Beane.

El gerente general de los californianos hizo que su nombre retumbara en la disciplina al protagonizar una serie de cambios que para muchos eran descabellados, pero que finalmente rindieron frutos en la organización.

Pero el gran mérito fue cambiar la cara del equipo a través de otra serie de estudios del juego. Y ahí nació la sabermetría.

Aquel año, los Atléticos cayeron en la serie divisional de la Liga Americana ante los Mellizos de Minnesota, pero una nueva manera de ver las cosas estaba calando en la disciplina.

Las deudas

Aunque hay un antes y un después con la llegada de números relacionados a detalles que antes eran imperceptibles y no son pocos los peloteros que se hayan beneficiado de esto, hoy parece complicado hablar de algún equipo que haya logrado construir una hegemonía basado en esto.

Oakland no fue capaz de presumir de esto, pero la situación dejó un legado. Hoy casi todas las organizaciones de la pelota estadounidense cuentan con un departamento que lleva las cifras, algo aplicado en su sistema de ligas menores.

La tecnología ha dado pasos agigantados y ha permitido registrar situaciones potencialmente influyentes, por lo que poco se puede reprobar a esta práctica.

No obstante, el béisbol, así como otros deportes, deben su éxito a las leyendas que dieron todo más allá de lo que revele una hoja con números. Así fue como los Nacionales de Washington y esta disciplina en líneas generales, disfrutó de un elemento de la talla y pasión de Jayson Werth.