Quantcast
El Tiempo Latino
11:01 a.m. | 76° 9/26/2018

Lo mejor del tenis hizo vibrar a Washington antes del US Open


Alexander Zverev y Svetlana Kuznetsova alzaron los títulos en la rama masculina y femenina, respectivamente

Jonathan Soto | 8/24/2018, 7:47 p.m.
Lo mejor del tenis hizo vibrar a Washington antes del US Open
GANADOR. El Alexander Alexander Zverev, top 10 de la ATP | ATP World Tour

Una parada obligatoria antes de dar marcha al US Open es el Citi Open, disputado en Washington y que concentra a lo mejor del tenis para preparar el último Grand Slam de la temporada. En 2018 no hubo excepciones y el deporte blanco volvió a contar con grandes raquetas en la capital estadounidense.

En la rama masculina, el alemán Alexander Zverev se coronó luego de vencer en sets corridos al australiano Alex de Miñaur, un triunfo que le sirvió para sostener el tercer puesto en el ranking masculino, casilla importante para evitar a grandes preclasificados en las primeras rondas del popular Major.

Mientras, entre las damas el título lo obtuvo la veterana Svetlana Kuznetsova, quien luchó hasta el último suspiro para apear a la croata Donna Vekic.

Inicios irregulares

La primera ronda del torneo, al menos entre los caballeros, dejó como gran sorpresa la derrota del suizo Stanislas Wawrinka, extop 10 y ganador de tres títulos de Grand Slam. El helvético se ha venido a menos luego de pasar por el quirófano en 2017 para reparar una de sus rodillas, pero su condición de ganador de torneo de élite siempre le brinda un plus al momento de saltar a la cancha.

No obstante, se cruzó Donald Young, otrora promesa del tenis estadounidense, y quien ha sido un peregrino del circuito sin transcender más allá de primeras rondas; sin embargo, en casa sacó lo mejor de su juego y ganó en tres mangas al europeo.

Por su parte, las damas vieron a dos de las 10 primeras sembradas decir adiós en su partido debut: Ekaterina Makarova y Aleksadra Krunic.

Pero pese a estas caídas, los ojos de los seguidores de la WTA se posaron sobre la estadounidense Sloane Stephens, clara favorita para alzar el trofeo como campeona, situación que no cumplió a pesar de su calidad.

Mientras, uno con opciones de demostrar que estaba de vuelta y que podría ser contendiente en Nueva York, debió dar un paso al costado en cuartos de final: Andy Murray.

El británico acusó molestias físicas y debió dar un paso al costado antes de medirse a de Miñaur.

Contundencia

Para Zverev y Kuznetsova la presión no fue problema, el pasado reciente ni tampoco el historial frente a otras raquetas, pues hicieron de las pistas capitalinas un centro en el que lograron sortear obstáculos con un dominio sorprendente.

El germano apenas perdió un set en todo el evento, mientras que la rusa hizo las labores de forma imperturbable.

Los resultados no siempre van acompañados de un buen desempeño, pero la calidad y potencia de Zverev no dejó dudas sobre su puesto en el podio de la ATP, así como la experiencia de una guerrera de mil batallas en el caso de Kuznetsova.

Qué esperar

Una semana de acción no necesariamente no determina el futuro inmediato de un atleta, pero sí invita a dar análisis con optimismo, dependiendo siempre de lo que haya sucedido. Para los campeones esto es fundamental por un tema anímico y de adaptación a la velocidad de Flushing Meadows.

Pero aún con el título en sus manos, las cosas no lucen tan sencillas para ellos y deben hacer ajustes en varios aspectos de su juego para poder dar batalla y apuntar a lo más alto en el US Open.

En el caso de Kuznetsova, el tiempo será el encargado de determinar de 33 años de edad podrá aguantar el ritmo de la nueva generación, contando además con la influencia del clima, sobre todo en los juegos de la tanda diurna, caso de discusión previa en el circuito.

Para Zverev, el muro de un Major sigue siendo asignatura pendiente en su escalada.

Con todo un futuro brillante por delante, el alemán cuenta con herramientas de jugador élite, un potencial número uno que despierta elogios por donde pasa, pero cuyos resultados aún siguen dando a pensar si es realmente el jugador llamado a ser cabeza de toda una generación o simplemente otro caso de desamparo en el tenis, como piezas mayores que llegaron a la disciplina para apartar a históricos como Roger Federer y Rafael Nadal, pero que se han quedado en el camino.