Quantcast
El Tiempo Latino
2:26 a.m. | 73° 9/26/2018

Federación de fútbol salvadoreña: Ocho años en la ilegalidad


Sus tres últimos comités ejecutivos fueron elegidos por miembros que no tienen personería jurídica. Segunda, Tercera y las 14 Adfas no están inscritas correctamente en el Ministerio de Gobernación

Carlos Vides | ElDiarioDeHoy.com | 8/30/2018, 12:03 p.m.
Federación de fútbol salvadoreña: Ocho años en la ilegalidad
EL SALVADOR - Fesfut: Ocho años en la ilegalidad. | ElDiarioDeHoy.com

La Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) ha tenido tres comités ejecutivos consecutivos que fueron elegidos de manera irregular, entre 2010 y el presente año, pues participaron en las elecciones y asambleas varios delegados de sectores que no cumplen con todos los requisitos como para formar parte de las estructuras federadas del balompié.

Por tanto, las directivas de Carlos Méndez Flórez (2010-2014); Jorge Cabrera Rajo (2014-2018); y la recientemente elegida con Hugo Carrillo de presidente (2018 y que concluiría en 2022) han sido elegidas de manera ilegal, de acuerdo con documentos en poder de El Diario de Hoy.

Este periódico tiene una certificación con fecha de 28 de mayo pasado, firmada por David Eugenio Figueroa Vargas, director general interino ad honorem del Registro de Asociaciones y Fundaciones sin Fines de Lucro, que es dependencia del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial; en dicho documento oficial hay un dato claro: sólo la Primera División “se ha encontrado con su personalidad jurídica debidamente aprobada” en el registro a mayo 2018 y, esto, no ocurre para la Segunda y Tercera División, ni para ninguna de las 14 Asociaciones Departamentales del Fútbol Aficionado (Adfas).

Que ninguno de estos sectores tenga personería jurídica los inhabilita para ser miembro de la Fesfut, según los mismos estatutos de la Federación, los cuales fueron aprobados en 2009 y están vigentes desde el 24 de mayo de 2010.

El Artículo 13 de dichos estatutos, que habla de las obligaciones de los miembros de la federación, establece en su numeral 4 que “los miembros actuales deberán cumplir las obligaciones establecidas en el Artículo 9, apartado 3, de los estatutos de la Fesfut”.

Y dicho apartado se refiere a la: “Admisión, suspensión y exclusión de sus miembros”, y en su punto 3 se establece que: “Toda personería jurídica que desee convertirse en miembro de la Fesfut presentará una solicitud por escrito ante la Secretaría General de la Fesfut, en la petición incluirá: a) Un ejemplar de los estatutos y reglamentos del solicitante debidamente inscritos por las autoridades correspondientes”, entre otros puntos.

Según profesionales del derecho consultados, esas “autoridades correspondientes” hacen referencia, justamente, al Ministerio de Gobernación. Es esa instancia la que, dentro del Gobierno salvadoreño, concede las personerías jurídicas y avala estatutos a todas las asociaciones en el país.

Para seguir, el Artículo 9 de los Estatutos de la Fesfut señala que los miembros debían hacer esta solicitud de inscripción ante la federación “dentro de un año después de la entrada en vigor de los estatutos de la Fesfut”.

Esto significa que la petición de ser miembros ante la Federación debió ocurrir, a más tardar, en 2010. ¿Y si esto no pasaba? El mismo Estatuto ya establecía que, “en caso contrario, el Comité Ejecutivo de la Fesfut propondrá al congreso su suspensión o exclusión (del miembro en cuestión)”.

Es decir que la misma Fesfut -y sus comités ejecutivos- debían señalar las irregularidades y proponer al congreso que se suspendiera a los que no cumplían la inscripción correcta. Pero no fue así.

A pesar de que Tercera, Segunda y las Adfas no habían sido inscritas de manera apegada a los Estatutos, se celebraron tres elecciones de 2010 a la fecha, y así fueron elegidos -ilegalmente- los últimos tres comités ejecutivos antes mencionados.