Quantcast
El Tiempo Latino
6:31 a.m. | 49° 12/18/2018

Juicio del Chapo: Defensa desnuda bondades del acuerdo de cooperación del testigo de la fiscalía


Durante la jornada número 12 del juicio, salieron a la palestra historias de amor y de venganza entre narcotraficantes colombianos, pagos millonarios a senadores y representantes colombianos.

Por Maibort Petit @maibortpetit | 12/5/2018, 6:49 p.m.
Juicio del Chapo: Defensa desnuda bondades del acuerdo de cooperación del testigo de la fiscalía
PRISIÓN. La representación legal de Guzmán acorraló al testigo de la fiscalía, obligándolo a confesar que no ha pagado ni un día de cárcel desde que se entregó a las autoridades en junio de 2009. | EFE

La defensa de Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", intentó desacreditar el testimonio del testigo Germán Rosero, un abogado colombiano que actuaba de enlace entre cárteles, cuestionando su honestidad y también su memoria.

La representación legal de Guzmán acorraló al testigo de la fiscalía, obligándolo a confesar que no ha pagado ni un día de cárcel desde que se entregó a las autoridades en junio de 2009, tras haber pertenecido al cártel del Norte del Valle y que el gobierno de los Estados Unidos no le confiscó ninguna propiedad, cuentas bancarias y dinero en efectivo que, según el abogado Eduardo Balarezo, superaban los USD 5.058.000,00.

Germán Rosero es un abogado colombiano, que fue defensor público y que luego pasó a trabajar con Juan Carlos Ramírez, alias “Chupeta”. Desde junio de 2009 colabora las autoridades estadounidenses entregando información sobre los negocios de narcotráfico de los carteles mexicanos y colombianos.

En el interrogatorio de la defensa, Balarezo sacó la declaración jurada que Rosero entregó a la fiscalía al momento de firmar su acuerdo de cooperación que incluyó varias cuentas bancarias en Estados Unidos y México, bienes inmuebles y dinero en efectivo, riquezas que nunca fueron confiscada y congeladas por las autoridades norteamericanas.

La defensa reveló al jurado que Rosero en 2009 tenía una cuenta en el Bank Of America, sucursal Balas Harbour Florida con un saldo de USD 500.000,00; otra en la sucursal de la misma institución financiera en Boca Ratón, Florida con USD15.000,00; una en Banamex con USD 30.000,00; Banco Ma de México USD 8.000.00, las cuentas en la banca mexicana estaban a nombre de Juan Manuel Organista, que era el falso nombre con que se identificaba en México.

Balarezo también mostró al jurado una hoja donde Rosero decía tenía en efectivo USD 550.000,00.

— ¿Usted no entregó ese dinero? ¿Usted hizo con ese dinero lo que quiso porque el gobierno no se lo congeló?

— Sí —respondió el testigo.

Rosero tenía varias propiedades inmobiliarias, una de ellas era una casa en Guadalajara, la cual está valorada en USD 400.000,00; otra residencia en Colima que costaba USD 180.000,00; un apartamento en Puerto Vallarta a un costo de USD 430.000,00. Asimismo, en Colombia, en la ciudad de Calí, poseía una que costaba USD 200.000,00. Ninguna de estas propiedades les fue confiscada. La fecha de la declaración jurada es julio de 2008.

Balarezo destacó que luego que se declaró culpable en 2009, apenas pagó a la fiscalía USD 100.000,00 y jamás entregó los documentos de propiedad.

Del mismo modo, el testigo contestó afirmativamente cuando el defensor de Guzmán le preguntó si había vendido las propiedades en México por un monto de USD 1.500.000,00 y si había enviado ese dinero mediante transferencias desde México a Colombia a nombre de su esposa.

— ¿Usted no reveló esas transferencias a la fiscalía? —inquirió el abogado.

El abogado también cuestionó a Rosero por dos vehículos Toyota (Sienna y Land Cruiser) y una motocicleta BMW.

— ¿Usted se quedó con ellos? ¿Compró nuevos carros?

— Sí —dijo el hombre.