Quantcast
El Tiempo Latino
12:46 a.m. | 49° 12/12/2018

Juicio Chapo: Testigo de la Fiscalía asegura que Guzmán tenía un fusil AK-47 enchapado en oro con piedras preciosas


Maibort Petit | 12/6/2018, 7:23 a.m.
Juicio Chapo: Testigo de la Fiscalía asegura que Guzmán tenía un fusil AK-47 enchapado en oro con piedras preciosas
JUICIO. Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg, en la que aparece el narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo (i) Guzmán mientras escucha a la intérprete, el lunes 26 de noviembre de 2018 | Efe

El testigo de la Fiscalía y ex abogado del cártel del Norte del Valle, Germán Rosero aseguró haber visto a Joaquín el Chapo Guzmán portando un fusil AK-47 enchapado en oro y con incrustaciones de piedras preciosas. El ex narcotraficante, quien testificó ante el jurado de Nueva York, sostuvo que se había reunido entre 6 ó 8 veces con el acusado y que los encuentros eran en las montañas, en ranchos que no eran muy lujosos.

Rosero informó al jurado que se había conversado con Guzmán a finales de febrero de 2002 fue a verlo en una casa finca en Culiacán y que ese encuentro se había dado gracias a los oficios de Alfredo Vasquez que era uno de los hombres de Guzmán que ahora está en prisión. Comentó que desconocía de quién era propiedad donde se reunieron.

"Ese rancho tiene una puerta de madera muy bonita" y se encuentra en las montañas en la sierra, en el llamado "Triángulo dorado", conformado por los estados de Sinaloa, Durango y Chihuaha. El encuentro fue en una palapa, término usado para describir a una enramada.

Señaló que él estaba cumpliendo una orden de Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez para que hablara de envíos de cocaína y le dijeron que Guzmán era muy efectivo en el transporte de drogas desde México a Estados Unidos. Rosero dijo que le había comunicado al acusado que querían enviar unos 2 mil kilos de cocaína por lanchas rápidas y que la droga fuera recibida en la playa.

Acotó que en ese momento, se había ordenado desde Colombia que la droga del cártel del Norte del Valle solo fuera llevada a México y no Estados Unidos "Solo hablamos de la intención y que luego haríamos el envío".

Hubo otras reuniones y conversaciones teléfonos con Guzmán y contó que luego se habían mandado exitosamente algunos de los cargamentos. En julio de 2002 llegó exitosamente la droga a México.

Rosero alias "Barbas" aseguró que en otra de esas ocasiones que se juntó con Guzmán fue en el rancho de los hermanos Beltrán Leyva. En ocasiones el acusado vestía traje camuflado.

Resaltó que en 2002 llevó a cabo algunos negocios con "El Chapo" y, en específico, hizo mención a tres envíos, los cuales oscilaban entre 3.600 y 5 mil kilos, cada uno. Indicó que por las 10 o 12 toneladas enviadas, se habría pagado una suma que iba entre los 80 y 90 millones de dólares.

El testigo explicó que a un envío de cocaína en julio de 2002 a Colombia, se le bajó el precio, porque de los 2 mil kilos que debía contener, 600 no estaban reoxidados, lo que indicaba que la droga no tenía el 100 por ciento de pureza. Entonces, el costo del kilo pasó de 6 mil dólares a 5.500.

Por otra parte, Rosero hizo mención a que dentro de los roles que cumplía para la organización le tocaba enviar el dinero de las drogas a Colombia. Los dólares americanos se enviaban en avión Cessna propiedad del "Chapo", y según la explicación fue construido con fibra de carbón que le permitía pasar desapercibido por los satélites.

El avión viajaba según el testigo el subida sobre unas pistas de tierra construidas en la montaña y para despegar el piloto ubicaba la aeronave en bajada, lo cual le permitía lograr mayor seguridad.

Secuestro ordenado por el Chapo

Durante el interrogatorio de la fiscalía, Germán Rosero confirmó que en ciudad de México 'el Chapo' Guzmán había ordenado el secuestro de dos hombre del cártel del Norte del Valle liderado por Juan Carlos Ramírez Aladía. "Por un error del 'Gordo' ordenaron el secuestro de Juan Carlos Ortiz Escobar 'Cuchilla' y de Sergio Ramírez 'Pechuga'.

El juicio continúa el jueves con la declaración de agentes de la DEA y personas que hacen parte de grupos de investigación.