Quantcast
El Tiempo Latino
7:27 a.m. | 41° 2/23/2018

TPS: "Sí hay otras opciones"


Abel Núñez, Director de CARECEN explica las tres prioridades para los salvadoreños con este beneficio

Miguel Guilarte | 2/6/2018, 4:32 p.m.
TPS: "Sí hay otras opciones"
DIRECTOR. Abel Núñez del Centro de Recursos Para Centroamericanos. | Milagros Meléndez-Vela

“Creo que lo mejor es seguir el trabajo de incidencia. Tenemos cinco propuestas en el Congreso que amparan a la comunidad TPS de diferentes maneras, pero yo creo que el trabajo de desarrollar relaciones en el Congreso, en las municipalidades, para que haya más prestaciones en el momento que termine este programa creo que sería sumamente importante”, dijo.

En realidad, solo son tres cosas las que se pueden hacer, dice Núñez: “Aprovechar el último registro en el TPS, asegurarse de realizar consultas individuales para que las personas sepan cuáles posibles caminos puedan seguir y continuar luchando para ver si se logra un proyecto de ley que los ampare y resuelva el problema permanentemente”.

Una de las problemáticas que han manifestado portadores del TPS es que tienen hijos menores de edad nacidos aquí y aunque no quisieran llevarlos a vivir a El Salvador, tampoco pueden dejarlos solos acá. Pero, ¿sería posible que los padres no tengan que irse por la necesidad de cuidar a sus hijos?

“Eso se llama suspensión de la deportación. Cuando una persona es arrestada, uno puede pedir que le suspendan la deportación, pero eso es algo complicado porque la persona detenida tiene que demostrar de que ellos están apoyando a un ciudadano americano”, relató.

“Si son los hijos que no tienen más familia aquí, ni manera de existir, hay una posibilidad que se tiene que luchar en corte para que les suspendan la deportación y a la misma vez le otorguen la residencia permanente, pero ese camino se puede tomar es cuando la persona ya está y en proceso de deportación”, explicó Núñez. “En el caso de que sean hijos que están cerca de cumplir los 21 años puede ser que ellos pueden pedir a sus padres, hijos o conyugues”, anotó.

Afirmó que otra posibilidad es que “algunas personas puedan ser patrocinadas en sus trabajos”, debiendo el empleador de hacer la petición de certificación del trabajador.

Todos estos procesos son propios, tienen sus beneficios y cada individuo tiene que saber a cuál califica porque todos dependen de que alguien los pida, los hijos, el conyugue o el empleador.

En cambio, ellos como beneficiarios no tienen ningún camino directo”, anotó.

Finalmente, Núñez advirtió que una opción que sí es propia del beneficiario “es la petición de asilo” que sería otro camino.

“Por eso es importante la consulta cada quien va a tener que exponer cuál es su situación y de ahí determinar cuál es el mejor camino para ellos”, concluyó.