0

John Kelly dice que Trump no prevé extender fecha de culminación de DACA

El Senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, dijo que está de acuerdo con Kelly en que "DACA NO debe extenderse por una orden del Ejecutivo”.
Manifestantes sostienen letreros luminosos durante una protesta en apoyo a DACA fuera del edificio del Capitolio, en Washington el 18 de enero de 2018.

Manifestantes sostienen letreros luminosos durante una protesta en apoyo a DACA fuera del edificio del Capitolio, en Washington el 18 de enero de 2018. Zach Gibson — Bloomberg

WASHINGTON - El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, dijo que no se espera que el presidente Donald Trump prorrogue la fecha límite del 5 de marzo cuando expiran los permisos de trabajo y protección legal para los jóvenes inmigrantes conocidos como "soñadores", lo que aumenta los riesgos para los legisladores que luchan por llegar a una solución.

"Dudo mucho" que Trump extienda el programa, dijo Kelly a los periodistas durante una entrevista improvisada en el Capitolio de los EE.UU.

Kelly dijo a los periodistas que no estaba "tan seguro de que este presidente tenga la autoridad para extenderlo" porque el programa de Acción Diferida para Llegadas durante la Infancia de la era de Obama, que protege a aproximadamente 690.000 inmigrantes indocumentados, no se basó en la ley.

Los comentarios de Kelly se producen cuando los legisladores intentan elaborar un plan para otorgar protecciones legales permanentes a los soñadores y resolver otros aspectos del sistema de inmigración. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, dijo el martes pasado que comenzará un debate sobre la política de inmigración una vez que se apruebe un nuevo presupuesto de gastos a corto plazo a fines de esta semana.

"Voy a estructurarlo de una manera que sea justa para todos", dijo a los periodistas. "Y en el Senado, en las raras ocasiones en que tenemos estos debates abiertos, quien gana 60 [votos] gana".

Cualquier legislación de inmigración requerirá el apoyo de al menos 60 senadores para eliminar los obstáculos de procedimiento y obtener la aprobación final, poniendo de relieve las ideas bipartidistas que pueden prevalecer en la cámara estrechamente dividida.

McConnell instó a los senadores con ideas a convertirlas rápidamente en un proyecto de ley, porque “hay una buena posibilidad para el 8 de febrero de que sea hora de avanzar”.

Con el tiempo corriendo, Kelly también dijo que recomendaría en contra de Trump la firma de una extensión a corto plazo de DACA aprobada por los legisladores.

"Lo que los hace actuar es la presión", dijo Kelly sobre el Congreso.

Pero algunos republicanos dijeron que una extensión a corto plazo podría ser su única opción.

"Espero que no terminemos allí. Pero tampoco voy a terminar sin solución", dijo a la prensa el senador John Cornyn, republicano de Texas, un negociador líder en inmigración del partido Republicano.

Con los legisladores estancados, el senador Richard Durbin, demócrata por Illinois, el principal negociador demócrata sobre inmigración, culpó a los republicanos por el estancamiento.

Durbin dijo que su partido está "dispuesto a apoyar una propuesta bastante impopular y partidaria -el muro- a cambio de una propuesta ampliamente popular y bipartidista" que daría legalidad al estatus de los soñadores. "Pero el presidente no aceptará una respuesta afirmativa".

Trump anunció el fin de DACA en septiembre, dando a los legisladores hasta principios de marzo para promulgar una solución permanente. Pero un tribunal federal ordenó el mes pasado al Departamento de Seguridad Nacional continuar aceptando solicitudes para DACA, lo que provocó que algunos legisladores dijeran que tendrían más tiempo para resolver el problema. El Fiscal General Jeff Sessions está apelando el fallo del tribunal y, a menos que los tribunales superiores resuelvan la legalidad del programa, el DSN deberá continuar renovando los permisos DACA a sus beneficiarios incluso después de la fecha límite del 5 de marzo.

El martes, Trump tuiteó que "casi 7 de cada 10 estadounidenses apoyan un paquete de reforma migratoria que incluya DACA, asegure completamente la frontera, finalice la migración en cadena y cancela la lotería de visas. Si los demócratas se opone a este trato, no son serios acerca de DACA, solo quieren abrir las fronteras".

El mes pasado, Trump dio a conocer un plan de inmigración de cuatro partes y su discurso de rendición de cuentas para respaldar la legalización de 1.8 millones de soñadores, un número mayor de jóvenes inmigrantes actualmente protegidos por DACA.

Kelly dijo que el respaldo de Trump a la legalización de un grupo más grande de inmigrantes "era deslumbrante y nadie lo esperaba".

"Hay 690.000 inscritos oficialmente en DACA y el presidente envió (una propuesta) equivalente a dos veces y media ese número, 1,8 millones", dijo. "La diferencia entre [690.000] y 1,8 millones es la gente que algunos dirán que tenían demasiado miedo para inscribirse, otros diránn que eran demasiado perezosos, pero no se inscribieron".

Kelly dijo que no podía creer que los legisladores votarían en contra del plan de inmigración de Trump dado lo "generoso" que es.

"Si antes los promotores de DACA eran miembros de un solo bando, diría que ahora el campeón de todas las personas que tienen DACA es Donald Trump, pero nunca escribirías eso".

Cerca de 800.000 personas han solicitado y recibido protecciones DACA desde que el programa comenzó en 2012. El Instituto no partidista de Políticas de Migratorias ha estimado que al menos 1,3 millones de personas son elegibles inmediatamente para el programa.

Los defensores de la reforma migratoria han dicho en el pasado que muchas personas traídas ilegalmente al país cuando eran niños no solicitaron DACA porque no cumplían con los requisitos de edad o educación, no podían pagar las tarifas de solicitud que oscilaban entre $400 y $500 o temían compartir información personal con el gobierno federal.

El martes por la tarde, Trump firmó un memorándum presidencial que establece un "Centro Nacional de Investigación" para cumplir sus pedidos de una selección más rigurosa de visitantes extranjeros, refugiados y otras personas que ingresen a los Estados Unidos.

Según un funcionario de la administración, el plan establecerá una sede física para el centro de investigación que centralizará las diferentes bases de datos y herramientas del DSN para llevar a cabo verificaciones de antecedentes.

El centro contará con varias agencias federales, incluida la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU., cuyos oficiales están posicionados en los aeropuertos de EE.UU., cruces fronterizos y otros puertos de entrada al país.

Trump ha pedido una "inspección exhaustiva" de los visitantes de las naciones de mayoría musulmana, y la Corte Suprema dictaminó en diciembre que su administración puede hacer cumplir su amplio "veto migratorio" a los viajeros de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad y Corea del Norte, así como algunas categorías de viajeros de Venezuela.

Funcionarios del DSN anunciaron la semana pasada que la agencia levantará un congelamiento de siete meses en las admisiones de refugiados para los solicitantes de 11 naciones "de alto riesgo", después de que terminen la implementación de nuevas medidas de seguridad que dijeron incluirían más entrevistas en profundidad y verificaciones de antecedentes.

El papel que desempeñaría el nuevo Centro Nacional de Investigación en la realización de estos controles no quedó inmediatamente claro.

Con conversaciones que luchan por progresar a través del Capitolio, el Senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, tuiteó que está de acuerdo con Kelly en que "DACA NO debe extenderse por una orden del Ejecutivo. Hacerlo así continuaría la extralimitación del Ejecutivo del Presidente Obama. El arreglo de DACA deber ser hecho a través del Congreso y firmado por el Presidente".


Mike DeBonis, Nick Miroff y David Nakamura del Washington Post contribuyeron con este reporte.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)



--