Quantcast
El Tiempo Latino
3:04 p.m. | 53° 2/24/2018

“Las personas no somos ilegales”


La soñadora Mariana Cuellar dice que no es correcto intercambiar a personas por una pared

Gabriela López | Especial para El Tiempo Latino | 2/8/2018, 9:10 a.m.
“Las personas no somos ilegales”
SOÑADORA. Mariana Cuellar: "No es correcto querer intercambiar personas por una pared". | Gabriela López para ETL

Su aspiración es poder ingresar a James Madison University y ser una profesional en la Medicina Deportiva.

“Cuando escuché de los Dreamers y vi a varios con sus carteles, me recordaron a Martin Luther King Jr., ¡me encanta!, él como todos nosotros tenía un sueño y su sueño por fin se logró, y yo quiero que nuestro sueño también se logre. Mi sueño es que las otras personas vean que no somos personas malas que solamente queremos salir adelante, queremos que este lugar sea bueno; quiero seguir estudiando y ser profesional, pero siendo ilegales nos quitan muchas oportunidades”, sostuvo.

Trump vs. Dreamers

La joven detalla que si tuviera en sus manos cambiar las leyes le daría papeles a inmigrantes indocumentados que trabajan duro, que pagan sus impuestos, que no son delincuentes y que quieren mejorar este país. “Nadie es ilegal porque somos personas, las personas no pueden ser ilegales, las drogas y los crímenes sí lo son. No somos ilegales, somos inmigrantes que venimos aquí y que no pudimos tener la tarjeta de residencia (green card) por cosas que no estaban en nuestras manos, yo vine acá desde chiquita, mis papás vinieron aquí a hacer este país mejor, pagan sus impuestos, trabajan bien duro, hacen trabajos que muchas personas no quieren hacer, trabajan desde que el sol sube hasta que baja”, manifestó.

Se mostró indignada al saber que el Presidente Trump propuso al Congreso una reforma que permitiría acceder a entrega de residencias permanentes para estos jóvenes a cambio de $25.000 millones para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, además de una serie de cambios al sistema de migración legal.

“No me da miedo él -Trump-, sino las cosas que dice, si quiere cambiar gustos por gustos, zapatos por otros zapatos está bien, pero intercambiar personas por una pared, eso no creo que sea correcto”, subrayó.

Amor a flor de piel

Mariana vive con la esperanza de que todo esto solo sea un mal momento y que el futuro tanto de ella y el de sus padres pueda cambiar.

Los esposos Cuellar Quintela tienen más de veinte años de casados, desde entonces conservan una familia unida y feliz junto a sus dos hijas Mariana y Fabiana de 13 años.

“Soy una mamá orgullosa, mis dos hijas son excelentes niñas, son estudiosas, educadas y respetuosas, quiero que sean felices”, resaltó Quintela.

“Mis papás han hecho todo por mí y espero poder hacer todo por ellos, los quiero mucho, ellos vinieron aquí para que yo tuviera un futuro mejor y mi meta más grande es poderle devolver todo lo que ellos me dieron”, finalizó Mariana.