Quantcast
El Tiempo Latino
5:27 p.m. | 49° 11/20/2018

Pobres y sin atención médica: la nueva realidad de los suburbios


Los servicios de atención médica en los suburbios "no son lo suficientemente sólidos como para cubrir las necesidades de una creciente población de bajos ingresos”

Elaine Korry | Kaiser Health News | 2/12/2018, 2:44 p.m.
Pobres y sin atención médica: la nueva realidad de los suburbios
Los suburbios en los Estados Unidos, a menudo percibidos como enclaves de los ricos, albergan a casi 17 millones de estadounidenses que viven en condiciones de pobreza | PEXELS

Hace unos nueve años, la promesa de viviendas más baratas atrajo a Shari Castaneda a Palmdale, California, en el norte del condado de Los Ángeles.

La madre soltera con cinco hijos había estado luchando para poder pagar las cuentas. "Escuché que el alquiler era mucho más barato aquí, así que me mudé", contó.

Pero cuando tuvo problemas de salud –comenzó a perder el equilibrio y a caerse-, Castaneda encontró menos opciones médicas en su nueva área. Incapaz de encontrar atención especializada local, viajó casi 65 millas a un hospital público en Los Ángeles, donde los médicos descubrieron un tumor en su columna vertebral.

La cirugía para extirparlo fue a 75 millas de su casa, en el centro oncológico City of Hope en Duarte, California. El procedimiento la dejó parcialmente paralizada. "Entré al hospital y nunca volví a caminar".

Castaneda, de 58 años, recibe pagos por discapacidad del Seguro Social y es beneficiaria del Medi-Cal, el programa estatal de Medicaid para personas de bajos ingresos. "Pero aquí no hay médicos disponibles", dijo Castaneda. "Llamé a todos los del directorio, y nadie recibe a pacientes de Medi-Cal". Ahora, Castaneda ve a médicos a casi 50 millas de distancia, en Northridge.

Los suburbios en los Estados Unidos, a menudo percibidos como enclaves de los ricos, albergan a casi 17 millones de estadounidenses que viven en condiciones de pobreza, más que en las ciudades o áreas rurales, y la creciente demanda de atención restringe la capacidad de los servicios de salud suburbanos para proporcionarlas, según un estudio reciente publicado en Health Affairs. Históricamente, las áreas suburbanas han recibido apenas una fracción del financiamiento para la salud del que tienen las ciudades, lo que las deja con una infraestructura inadecuada, y obligando a personas como Castaneda a pelear por la atención médica que necesitan.

El estudio de Health Affairs encontró que aproximadamente una quinta parte de las personas pobres que viven en los suburbios no tienen seguro, y muchos de los que sí tienen cobertura, especialmente los que reciben Medi-Cal, no pueden encontrar proveedores o deben viajar muy lejos para sus citas médicas.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) redujo la tasa de personas sin seguro en California del 17% en 2013 a aproximadamente el 7% el año pasado debido principalmente a la expansión de Medicaid, que sumó más de 3.7 millones de adultos a las listas de Medi-Cal. Pero eso no ha asegurado el acceso a la atención médica para millones de habitantes de los suburbios, apuntó Alina Schnake-Mahl, aspirante a un doctorado en la Harvard T.H. Chan School of Public Health en Boston, y autora principal del estudio de Health Affairs.

"Eso va en contra de la idea de que todos en los suburbios están asegurados porque todos tienen un trabajo profesional o administrativo con cobertura", dijo.

Pero la cobertura no equivale a atender siquiera a los pacientes con Medi-Cal, como puede atestiguar Castaneda. Antes de la ley de salud, tenían problemas para encontrar médicos que los vieran debido a las bajas tasas de pago de Medi-Cal. Ese problema se intensificó cuando millones más se inscribieron en el programa, lo que motivó a muchos afiliados a buscar servicios en las instalaciones de atención de la red de seguridad.