Quantcast
El Tiempo Latino
8:03 a.m. | 49° 12/11/2018

Soy un Afro-Latino, nerd de los cómics de 37 años. He esperado toda una vida por la “Pantera Negra”


¿Su gran superpoder? No es la fuerza, sino el orgullo.

David Betancourt | The Washington Post, Perspective | 2/16/2018, 2:07 p.m.
Soy un Afro-Latino, nerd de los cómics de 37 años. He esperado toda una vida por la “Pantera Negra”
La diseñadora de producción Hannah Beachler ayudó a crear la construcción del mundo dentro de "Black Panther", protagonizada por Chadwick Boseman, en el centro. | Marvel Studios — Handout ─ The Washington Post

Luego hubo ese rumor caliente durante la década de los 90 - circulado a través de cualquier cosa, desde comidas al aire libre hasta juegos de cartas e información de su tío que leía cómics - de que Snipes quería hacer una película de Black Panther. Valga decir que esto nunca sucedió. Sin embargo, eso no impidió que los fanáticos esperaran. Una vez que MCU, en la jerga de los fanáticos, se convirtió en una exitosa máquina de Hollywood, todos esperamos pacientemente, sabiendo que una película sobre el rey de Wakanda tenía que estar en el horizonte.

Las películas de superhéroes no son nada nuevo. Pero la “Pantera Negra” siempre ha sido la excepción audaz y negra a la regla no escrita sobre cómo se ve un superhéroe. Ver un elenco casi totalmente negro, con un héroe negro, un villano negro, un interés amoroso negro, y ambientado en un país negro, donde a cada personaje de este universo ficticio se le da una profundidad que normalmente no se concede a la gente de color: a quienes con demasiada frecuencia se les relega a roles de apoyo, ese es el poder de Black Panther.

¿Su gran superpoder? No es la fuerza, sino el orgullo. Es el mismo orgullo que sentimos al vernos en pantalla, estar orgullosos de quiénes somos y de dónde somos. Es el orgullo de saber que nosotros también podemos ser parte de la magia.

Para los fanáticos del cómic que se ven a sí mismos en él, Black Panther nunca ha tenido problemas en llevar el peso de ser el superhéroe negro sobre sus hombros. Siempre hemos sido capaces de dejar a un lado nuestra inseguridad, una inseguridad nacida de la exclusión, de ver raramente nuestras historias contadas en los cómics o las películas, sabiendo que todo iba a estar bien. Sabíamos que Wakanda estaba allí afuera.

Todos esos momentos en el que nos pusieron a un lado, estábamos en el fondo o no estábamos allí en absoluto ya no importan. La “Pantera Negra” siempre venía a salvarnos. Ahora que está aquí, las aventuras que nunca creímos posibles apenas están comenzando.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)