Quantcast
El Tiempo Latino
2:22 p.m. | 49° 12/14/2018

Matrimonio hispano gana millones a costa de Medicaid


"Esto no es solo un conflicto de intereses sino atroces sobrepagos"

Chad Terhune | California Healthline | 2/23/2018, 2:26 p.m.
Matrimonio hispano gana millones a costa de Medicaid
Juntos, Norma Diaz, CEO de Community Health Group, y su esposo, Joseph Garcia, un consultor externo que sirve como jefe de operaciónes, ganaron $1.1 millones en 2016, y recibieron más de $5 millones desde 2012, según presentaciones de impuestos y datos de la compañía. | Chad Terhune/California Healthline

CHULA VISTA, California. - Norma Díaz y su esposo, Joseph García, han dedicado sus carreras a administrar una aseguradora de salud sin fines de lucro que cubre a algunos de los residentes más necesitados de California.

Durante tres décadas, han trabajado para un plan de atención administrada de Medicaid, Community Health Group, atendiendo a casi 300,000 pacientes pobres y discapacitados en el condado de San Diego bajo un contrato estatal financiado en su totalidad por contribuyentes. Han obtenido calificaciones superiores a la media en atención del paciente.

Y en el proceso, han ganado millones de dólares.

Juntos, Díaz y García ganaron $1.1 millones en 2016 y recibieron más de $5 millones desde 2012, según las declaraciones de impuestos y los datos de su compañía. La compensación de Díaz como CEO superó el salario de varios colegas en planes más grandes en 2016.

García, casado con Díaz desde 1997, es un consultor externo que se desempeña como jefe de operaciones (COO). Su plan de salud, con $1,200 millones en ingresos anuales, tuvo un margen de ganancia del 19% en 2016, el más alto de cualquier aseguradora de Medicaid en California y más de seis veces el promedio de la industria.

"Esto no es solo un conflicto de intereses sino atroces sobrepagos", dijo Frank Glassner, director ejecutivo de Veritas Executive Compensation Consultants en San Francisco, luego de enterarse de los pagos por un reportero y de revisar las declaraciones de impuestos. "Es el plan de familiares y amigos".

La situación en este plan de salud de tamaño mediano plantea preguntas más amplias sobre la supervisión del gobierno, ya que los estados otorgan miles de millones de dólares en dinero público a los planes privados para cubrir a los pacientes de Medicaid, el programa de seguro federal-estatal para los más pobres.

Cada vez hay más pruebas de que la rápida expansión de Medicaid bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) ha superado con creces la capacidad del gobierno de monitorear el dinero de los contribuyentes que se entrega a las aseguradoras. En California, por ejemplo, algunos planes de salud han obtenido beneficios desmesurados, por lo que el estado ahora está tratando de recuperar miles de millones en pagos excesivos, según halló una investigación reciente de Kaiser Health News (KHN).

La inscripción a Medicaid se ha disparado a 74 millones de estadounidenses, de los 58 millones que eran antes de la implementación de ACA. Alrededor del 75% de los beneficiarios están asignados a planes como Community Health Group, que reciben una tarifa mensual fija por persona para manejar su atención médica.

Cada vez más, los estados han adoptado la atención administrada con la esperanza de controlar los costos de Medicaid. Las aseguradoras podrían ver un mayor crecimiento a medida que la administración Trump y el Congreso tratan de reducir el gasto federal en Medicaid y trasladar una mayor carga fiscal a los estados.

Estos contratos de atención administrada pueden ser muy lucrativos para las empresas involucradas y para sus ejecutivos, como Díaz y García. El dinero que sobra después de gastar en atención médica y administración es ganancia o, si el plan es sin fines de lucro, “excedente”.