Quantcast
El Tiempo Latino
2:06 p.m. | 75° 6/23/2018

ICE inicia redadas de deportación en el norte de California


Los arrestos ponen de relieve tensiones surgidas entre el impulso del gobierno para hacer cumplir la ley federal de inmigración y los funcionarios de California.

Eli Rosenberg | The Washington Post | 2/28/2018, 3:49 p.m.
ICE inicia redadas de deportación en el norte de California
U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE) SWAT officers. | Wikimedia Commons

Agentes federales de inmigración han arrestado a más de 150 personas en el norte de California que dicen que han violado las leyes de inmigración para su deportación, poniendo de relieve tensiones entre el impulso del gobierno para hacer cumplir la ley más vigorosamente y los funcionarios estatales.

Aproximadamente la mitad de las personas arrestadas también tenían condenas penales, de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que se encarga en gran medida de ejecutar el impulso del presidente Donald Trump para una aplicación más estricta de las disposiciones de inmigración del país.

Los arrestos comenzaron el domingo, un día después de que la alcaldesa demócrata de Oakland, California, Libby Schaaf, emitiera una inusual advertencia a sus electores de que había tenido conocimiento por "múltiples fuentes fidedignas" que ICE estaba planeando una operación en el Área de la Bahía.

Schaaf es uno de los muchos alcaldes de todo el país al mando de una "ciudad santuario", que ha prohibido a los empleados de la ciudad ayudar a los agentes federales de inmigración, y ha sido particularmente abierta en el tema de la inmigración, diciendo en entrevistas que ella está dispuesta a ir a la cárcel para proteger a los residentes de la deportación.

El martes, el subdirector del ICE, Thomas Homan, pareció culparla por el hecho de que una cantidad de presuntos inmigrantes indocumentados aún estaban prófugos.

"Gracias al trabajo dedicado y profesional de los oficiales de deportación de ICE, pudimos eliminar muchas amenazas de seguridad pública de las calles del Bay Area durante los últimos días", dijo en un comunicado. "Sin embargo, 864 delincuentes extranjeros que representan una amenaza a la seguridad pública siguen en libertad en la comunidad, y tengo que creer que algunos de ellos pudieron eludirnos gracias a la decisión irresponsable de la alcaldesa".

El Departamento de Justicia también ha estado presionando a las ciudades santuario.

A principios de este mes, envió cartas a 23 jurisdicciones en las que exigía documentación que decía que iba a mostrar si estaban "restringiendo ilegalmente la información" a las autoridades federales de inmigración.

"Las jurisdicciones santuario como San Francisco y Oakland protegen a los delincuentes extranjeros peligrosos de la aplicación de la ley federal a expensas de la seguridad pública", dijo Homan. "A diferencia de los políticos que intentan socavar la misión crítica de ICE, nuestros oficiales continuarán cumpliendo su deber jurado de proteger la seguridad pública".

Muchos funcionarios locales argumentan que la amenaza de las deportaciones en cambio debilita los esfuerzos de los agentes locales de las fuerzas del orden, y dice que es menos probable que las comunidades inmigrantes trabajen con las autoridades por temor a represalias.

Otro oficial de ICE, Matthew Albence, atacó a Schaaf el martes.

"Tenemos un político que tratará de ganar puntos políticos baratos a costa de los hombres y mujeres de ICE, y eso es desmesurado", dijo en Fox News, según el San Francisco Chronicle.

ICE dijo que había arrestado a 20.201 personas sospechosas de estar en el país ilegalmente en California en 2017. El 81 por ciento tenía alguna condena criminal, dijo la agencia.

Durante una reunión la semana pasada, Trump dijo que estaba "pensando" en sacar a los funcionarios de ICE de California debido a la frustración con el estado, aunque no estaba claro cuán seria era su propuesta.

"Tienen los impuestos más altos de la nación. Y no saben lo que sucede allí mismo", dijo. "Francamente es una desgracia".

El año pasado, un proyecto de ley llamado "estado santuario" aprobado por los legisladores de California formalizó las restricciones que tienen las agencias estatales y locales de cumplimiento de la ley para cooperar en casos federales de inmigración, a menos que las personas en cuestión hayan sido condenadas por crímenes violentos, ofensas sexuales u otros delitos mayores.



Cleve R. Wootson Jr. del Washington Post contribuyó con este reporte.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)