Quantcast
El Tiempo Latino
10:29 p.m. | 50° 1/23/2018

¿Por qué no cumplimos nuestras resoluciones de año nuevo?


Descubre por qué desistimos de nuestros objetivos planteados a principios de cada nuevo año, y cómo evitar que te pase esta vez

María Elisa Villamizar | 1/3/2018, 6:49 p.m.
¿Por qué no cumplimos nuestras resoluciones de año nuevo?

Cada nuevo año que inicia nos trazamos ciertas metas para cumplir en los meses siguientes, ya sea en el área laboral, personal y sentimental. Sin embargo, solo un porcentaje de las personas logra alcanzarlas para el final del año. De hecho, una investigación realizada por la Universidad de Scranton sugiere que solo el 8% de las personas logran sus objetivos de Año Nuevo.

Este problema tiene su razón de ser y te explicamos algunas razones por las cuales sucede esto:

1.Metas extremadamente altas: No está mal trazarse objetivos altos que nos ayuden a crecer en el camino a cumplirlos. Sin embargo, estas metas deben ser realizables y tangibles. Si tu meta es la paz mundial, quizás un objetivo más alcanzable sea leer "Guerra y Paz" de León Tolstói.

2.Objetivos inalcanzables: Como continuación de la primera está ser realista con respecto a las metas que queramos alcanzar y esto se hace conociendo nuestros límites y posibilidades. Por ejemplo, adelgazar 100 libras en 3 meses es un objetivo que no es alcanzable y que probablemente te haga frustrar en el camino a alcanzarlo. Si tu meta es bajar unas tallas, proponte metas cortas que se puedan cumplir a corto plazo y que al alcanzarlas te motiven a seguir cumpliendo otras.

3.No tener un plan: Si tu lista de objetivos es de tres o de cien metas no es un problema. Lo importante es saber cómo vas a alcanzarlas. Para cada propósito debes tener un plan de acción que te ayude a conseguir los objetivos. Lo más recomendable es dividir la meta en pequeñas metas cortas que al unirlas te ayuden a alcanzar el gran objetivo trazado..

4.No ser paciente: La paciencia es un rol fundamental cuando queremos alcanzar un objetivo. Es muy fácil desmotivarse o darse por vencido en el camino cuando no vemos resultados en el primer intento. Las metas toman tiempo y debes seguir intentándolo aun cuando sientas que no avanzas.

5.Falta de honestidad: Es importante que al trazarnos una meta sea porque de verdad queremos cumplirla y no solo plantearla por poner algo en la lista. Que tus propósitos sean genuinos hará que puedas disfrutar del proceso y no te frustres o te rindas en el camino.

6.Falta de confianza en ti mismo: Muchas veces pasa que tenemos todo para cumplir nuestras metas pero el miedo al trabajo que demanda cumplirlas o creer que no lo estamos haciendo bien nos frena a seguir esforzándonos. Reconoce tu propio esfuerzo y ten mente positiva, eso te dará la energía y el impulso necesario para seguir.

7.Perspectiva errada: Si bien puedes tener las mejores intenciones con tu objetivo trazado, tal vez puedas estar ejerciendo una presión innecesaria sobre ti mismo. Ponlo en perspectiva: en lugar de asociar el Año Nuevo con metas o cambios que necesitas hacer, considera que es un momento para reflexionar sobre las cosas en las que desea trabajar durante todo el año. Tienes doce meses para hacer cambios poco a poco que te ayudarán a alcanzar lo que desees.