Quantcast
El Tiempo Latino
3:24 p.m. | 82° 5/27/2018

Ofrecen ayuda médica y refugio a víctimas de violencia doméstica


Anna Gorman | Kaiser Health News | 1/30/2018, 11:06 a.m.
Ofrecen ayuda médica y refugio a víctimas de violencia doméstica
Fanny Ortiz (derecha), quien abandonó un matrimonio abusivo hace una década, se encuentra cada semana con la terapeuta Brittany Martínez en el Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles. La oficina está ubicada en el campus de Los Ángeles-USC Medical Center. | Anna Gorman/KHN

Fanny Ortiz, una mamá de cinco quien vive en un barrio al este del centro de Los Ángeles, pasó casi una década casada con un hombre que la controlaba y la amenazaba con frecuencia. Con el tiempo, el abuso comenzó a escalar. "Me golpeaba en la cara, me tiraba contra la pared", recordó.

Ortiz, de 43 años, finalmente abandonó el matrimonio y se llevó a sus hijos con ella. Unos años más tarde, se enteró que el Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles ofrecía servicios de violencia doméstica en el centro médico del condado de Los Ángeles-USC, cerca de su casa. Ahora va al campus del hospital para sesiones de terapia semanales que, según dijo, la ayudaron a dejar de tener pensamientos suicidas.

"Tenía miedo de hablar", dijo Ortiz. "Ahora estoy más abierta a hablar sobre las cosas que estaba reteniendo".

Casi 1 de cada 4 mujeres ha sufrido violencia física grave a manos de una pareja. Generalmente terminan en la sala de emergencias o en el consultorio médico. Pero no suelen decir voluntariamente la causa de sus lesiones, y los médicos no siempre preguntan sobre el abuso en el hogar. Ese quiebre en la comunicación significa que los pacientes pueden perder la ayuda que necesitan.

El Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles está abriendo un refugio en el campus de Los Angeles County-USC Medical Center. La proximidad vuelve más fácil que los médicos les pregunten a sus pacientes sobre la violencia, dijo Rebeca Meléndez, directora de bienestar en la oficina que tiene el centro en el hospital. “No tienen que tener todas las respuestas. Sólo tienen que llamarnos”, dijo.

Anna Gorman/KHN

El Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles está abriendo un refugio en el campus de Los Angeles County-USC Medical Center. La proximidad vuelve más fácil que los médicos les pregunten a sus pacientes sobre la violencia, dijo Rebeca Meléndez, directora de bienestar en la oficina que tiene el centro en el hospital. “No tienen que tener todas las respuestas. Sólo tienen que llamarnos”, dijo.

Sin embargo, un número creciente de proveedores de servicios de salud y agencias contra el abuso en California, y en todo el país, están colaborando para identificar a las víctimas y obtener ayuda.

En la actualidad, más médicos examinan a sus pacientes en busca de señales de abuso, y más agencias colocan a los defensores de las víctimas dentro de los mismos hospitales. La educación y el asesoramiento para las personas que sufren de violencia también están disponibles más ampliamente en clínicas y centros de salud.

Hace aproximadamente cuatro años, el Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles abrió oficinas en el campus de Los Ángeles-USC, un concurrido hospital público. Desde entonces, los miembros del personal del centro han capacitado a más de 2,500 médicos, enfermeras, trabajadores sociales y otros para identificar a víctimas de violencia doméstica. También responden rápidamente a las llamadas desde la sala de emergencias del centro médico, el hospital y las instalaciones para pacientes ambulatorios, para ayudar a pacientes en crisis.

Ahora, el centro de mujeres se ha embarcado en un enfoque innovador: en febrero, planea abrir un refugio de corto plazo en terreno del centro médico. El refugio de 10 camas cubre una necesidad grave, dijo Deirdre Anglin, médica de la sala de emergencia en L.A. County-USC.

"A veces tenemos pacientes en la sala emergencias que no tienen un lugar adónde ir, y en las tardes y noches se llenan todos los refugios en Los Angeles", dijo Anglin.

Las víctimas de abuso pueden sufrir problemas de salud a largo plazo, que incluyen dolor crónico, dolores de cabeza frecuentes, depresión, diabetes y asma. Y tienen costos de salud más altos que las personas que no han experimentado abuso. Por lo tanto, "tiene todo el sentido que los proveedores de atención médica actúen como aliados y socios en el tratamiento de la violencia doméstica", dijo Peter Long, director ejecutivo de la Fundación Blue Shield of California. (La fundación brinda apoyo para la cobertura de Kaiser Health News en California).