Quantcast
El Tiempo Latino
5:07 p.m. | 49° 11/20/2018

Ganadores y perdedores del discurso de Rendición de Cuentas de Trump


Tras una hora y 20 minutos, la verdad y la reforma migratoria figuraron entre los perdedores de la noche.

Aaron Blake | The Washington Post | 1/31/2018, 9:44 a.m.
Ganadores y perdedores del discurso de Rendición de Cuentas de Trump
El Presidente Trump pronuncia el discurso del Estado de la Unión ante los miembros del Congreso en la Cámara de Representantes del Capitolio el 30 de enero de 2018 en Washington. | Melina Mara — The Washington Post

Perdedores

La verdad: Trump no es ajeno a hipérboles y reclamos falsos, y su primer Estado de la Unión no fue una excepción. Él dijo que Estados Unidos es "ahora un exportador de energía para el mundo". Incorrecto. Dijo que el Congreso aprobó y firmó "los mayores recortes de impuestos y reformas en la historia de Estados Unidos". Incorrecto. Dijo que "hemos eliminado más regulaciones en nuestro primer año que cualquier administración en la historia". Eso podría ser cierto, pero debido a que los registros disponibles no se remontan más allá de algunas décadas, simplemente no lo sabemos. Trump incluso afirmó que sus recortes de impuestos estaban dando lugar a bonos, muchos de los cuales eran "miles y miles de dólares por trabajador". Sin embargo, los bonos más publicitados generalmente fueron de $1.000. Estos son parte de los puntos de conversación cotidianos de Trump, por lo que escucharlos en este discurso no fue discordante. Pero es notable que la Casa Blanca utilice afirmaciones falsas y no probadas, incluso en esta plataforma.

La brevedad: El discurso de Rendición de Cuentas más largo registrado desde la década de 1960 fue el del presidente Bill Clinton en 2000. Se registró a poco menos de una hora y 29 minutos. El discurso de Trump el martes por la noche no excedió eso, pero por un momento pareció que sí. El tiempo final del discurso de Trump fue de más de una hora y 20 minutos, que fue el tercero más largo de la historia, según el American Presidency Project. Él claramente no estaba considerando a aquellos de nosotros con niños pequeños.

La profundidad del Estado: Este discurso fue difícilmente contra los operadores secretos dentro del gobierno que trataban de derribarlo, pero Trump hizo una serie de alusiones a la idea de que el gobierno estadounidense no ha estado de su lado. "Los estadounidenses aman a su país, y merecen un gobierno que les muestre el mismo amor y lealtad a cambio", dijo en un momento dado. Agregó: "Durante el último año, hemos tratado de restaurar los lazos de confianza entre nuestros ciudadanos y su gobierno". Incluso en un momento aludió a una propuesta para permitir que los secretarios del gabinete eliminen a los empleados del gobierno que "fallan al pueblo estadounidense". En un momento en que él y sus partidarios señalan cada vez más un presunto sesgo en la aplicación de la ley y en el que se dice que Trump quiere deshacerse del Vice Procurador General Rod Rosenstein y del asesor especial Robert Mueller III, esas palabras parecían más espesas.

El bipartidismo: El discurso comenzó con docenas de miembros demócratas del Congreso que ni siquiera estaban presentes porque estaban boicoteando su presentación. Y durante la mayor parte del discurso, parecía como si el resto de ellos también se hubiera quedado en casa. Incluso cuando Trump elogió cosas no polémicas y no partidarias como el aumento de los salarios, la creación de millones de empleos y una nueva baja en la tasa de desempleo negro, los demócratas no se levantaron a aplaudir. Cuando Trump hizo la supuesta declaración de unidad, la incredulidad de la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, prácticamente le saltó a usted en la cara durante un breve corte en las cámaras de CSPAN.

La reforma migratoria: Antes de llegar a los detalles de su propuesta de inmigración, Trump pasó un largo período del discurso enfocado en el crimen cometido por inmigrantes ilegales. Incluso destacó a cuatro padres de adolescentes que fueron asesinados por miembros de la pandilla MS-13, que estaban en la audiencia. Se enjugaron las lágrimas cuando Trump les pidió que se pusieran de pie. Todo parecía encaminado a garantizar a los miembros del Congreso con una dura postura anti-inmigrantes que no se está ablandando al permitirles a los soñadores un camino hacia la ciudadanía. Pero los demócratas ven esto como un esfuerzo para demonizar a toda la población indocumentada, y para cuando Trump habló de propuestas específicas, prácticamente no tenían nada de eso.

Robert Mickens, Elizabeth Alvarado, Evelyn Rodríguez y Freddy Cuevas, padres de dos adolescentes asesinados por la MS-13, tuvieron un reconocimiento de parte del presidente Trump durant el discurso de Rendición de Cuentas en el Congreso.

Robert Mickens, Elizabeth Alvarado, Evelyn Rodríguez y Freddy Cuevas, padres de dos adolescentes asesinados por la MS-13, tuvieron un reconocimiento de parte del presidente Trump durant el discurso de Rendición de Cuentas en el Congreso.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)