Quantcast
El Tiempo Latino
9:31 p.m. | 49° 11/12/2018

Plan de Medicaid ofrece alimentos como medicinas


"Ha sido increíble, estar en el programa me ha salvado la vida"

Phil Galewitz | Kaiser Health News | 7/2/2018, 2:36 p.m.
Plan de Medicaid ofrece alimentos como medicinas
Voluntarios de MANNA preparan sándwiches con bagels integrales y hummus. | Phil Galewitz/Kaiser Health News

A pesar del éxito de estos programas de alimentos, no son beneficios estándar en Medicare, el programa federal de salud para personas mayores y discapacitadas, ni en Medicaid, el programa estatal y federal de salud para personas de bajos ingresos. Los defensores de la ampliación de estos programas dicen que los mayores obstáculos surgen de la preocupación por el costo y la resistencia pública a un programa de salud del gobierno que proporciona alimentos gratuitos.

Pero los planes privados de Medicaid y Medicare gastan discrecionalmente los fondos que reciben del gobierno para servicios por fuera de la atención médica directa. Los defensores de estos servicios de comida están tratando que más de estos planes privados adopten los programas.

Karen Pearl, directora ejecutiva de God's Love We Deliver, dijo que, aunque parezca obvio que brindarles a las personas comidas saludables les ayudará a mejorar, sigue siendo un gran cambio para los planes centrados en pagar las visitas al médico, la atención hospitalaria y los beneficios de medicamentos.

"Para los planes que tratan de cuidar a los miembros de alto costo, a veces es difícil sacar dinero del modelo médico, ya que la nutrición no siempre ha sido una prioridad", dijo.

Según los expertos, un cambio reciente entre las aseguradoras públicas y privadas para pagarles a los médicos y hospitales por mantener a las personas fuera del hospital podría impulsar este enfoque.

Un estudio publicado en Health Affairs en abril encontró que proporcionar comidas personalizadas durante al menos seis meses en un plan de salud de Medicaid de Massachusetts redujo las visitas a urgencias, los ingresos hospitalarios y los gastos de salud en comparación con los adultos que no recibieron el servicio.

Otro estudio, publicado en junio en el American Journal of Managed Care, descubrió que cuando el Maine Medical Center ofreció comidas especialmente diseñadas a 622 pacientes de alto riesgo de Medicare, las tasas de readmisión al hospital disminuyeron un 38% en dos años, en comparación con los pacientes sin el servicio. Según la investigación, los ahorros en costos fueron más de $200,000.

"Decirle a alguien que vaya al gimnasio y coma sano ya no funciona", dijo George. La gente no sabe cómo comer comidas nutritivas, no tiene fácil acceso a alimentos saludables o no puede pagarlos, añadió.

Ese fue el caso de Pagán, cuyo vecindario de clase trabajadora tiene restaurantes de comida rápida, pero carece de una tienda de comestibles más grande con una amplia variedad de frutas y verduras.

Pagán ha tenido una cirugía de válvula cardíaca y pronto podría necesitar un trasplante de corazón. Sus doctores le han dicho que reduzca la cantidad de comida grasosa, pero dijo que no sabía cómo hasta que Health Partners le ofreció las comidas especiales.

"Es duro no saber qué alimentos comer", dijo Pagán durante una entrevista en mayo, justo después de recibir sus últimas comidas de MANNA.

MANNA utiliza un equipo de chefs y cientos de voluntarios para preparar las comidas en su sede en el centro de Philadelphia. Las comidas se etiquetan con una pegatina de colores que indica uno de los 11 tipos de dieta que cumplen, como baja en calorías, alta en proteínas o baja en sal.