Quantcast
El Tiempo Latino
8:45 p.m. | 75° 9/25/2018

Francia pasa a semifinales y despide a Uruguay del Mundial


Se terminó el sueño suramericano en Rusia 2018

Redacción - El Tiempo Latino | 7/6/2018, 12:05 p.m.
Francia pasa a semifinales y despide a Uruguay del Mundial
MUNDIAL. Jugadores franceses celebran la victoria tras el partido Uruguay-Francia | Efe/Juan Herrero

Francia llegó al estadio de Nizhni Novgorod como el favorito para avanzar a la semifinal. Uruguay, en la previa, debía hacer lo que mejor sabe hacer: jugar sin el balón. El partido comenzó según ese libreto. Se jugaba más en el área charrúa y parecía que los europeos controlaban con tranquilidad.

Las primeras aproximaciones fueron uruguayas. Primero Diego Laxalt por la banda y luego un tiro desviado de Christian Stuani, el reemplazante de Cavani, el artífice de la clasificación de Uruguay a cuartos quien no alcanzó a reponerse de una dolencia en un gemelo.

El primer francés que pisó con peligro el área celeste fue Kylian Mbappé. El joven prodigio cazó un balón elevado y la mandó por encima del travesaño. El partido avanzó con la posesión del balón para Francia y algunos intentos aislados de Uruguay, en los que de entrada se notaba la ausencia de su delantero estrella.

El punto de giro de la historia fue al minuto 40- Antoine Griezmann cobró un tiro libre desde un lateral y Raphael Varane, en el área chica, anticipó a todos los uruguayos y los castigó en su propia ley. De cabeza la mandó al fondo de la red.

Los suramericanos reaccionaron al instante, como está en su ADN, de fortalecerse en los momentos adversos. Dos minutos después Nández disparó a las manos de Lloris y antes del final del primer tiempo, Torreira colgó un balón en el área en un tiro libre, Cáceres peinó el balón y parecía que era el empate. Pero Lloris se estiró tanto como su humanidad lo permitía y alcanzó la pelota en una de las mejores atajadas del Mundial.

El portero soltó un rebote que le quedó a Godín, pero el del Atlético de Madrid, solo frente al arco y como haciendo efectiva su vocación de defensa, terminó despejando el balón con un tiro desmedido sobre el travesaño. Era el empate cantado. Pero el fallo mandó a los uruguayos al camerino con el marcador en contra.

La garra charrúa no se despertó para el segundo tiempo o al menos no alcanzó para frenar el talento de esta generación dorada francesa. Los europeos jugaron con tranquilidad y al minuto 59, el maestro Washington Tabárez movió el banco. Puso al Cebolla Rodrígues y a Maxi Gómez; y sacó a Stuani y a Betancur.

Pero los movimientos no cambiaron lo que estaba pasando en la cancha. Dos minutos después, un disparo lejano de Griezmann, que parecía fácil de controlar, se salió del dominio de Muslera y se encajó en el arco. Fue uno de los mayores errores individuales en lo que va del Mundial. Con el juego como iba, parecía la sentencia de la eliminación celeste.

En adelante, Uruguay intentó reaccionar pero no le alcanzó el fútbol. En medio de esa impotencia, y luego de que Kylian Mbappé fingió una falta, se armó la pelea en el mediocampo. Empujones e insultos que terminaron con una amarilla para cada equipo: Mbappé y el Cebolla.

Los últimos 30 minutos fueron de remar contra la corriente. Suárez, muy solo arriba, no pudo hacer nada para evitar que Francia los eliminara. La joven selección gala terminó los 90 minutos con pinta de campeona.

Ahora Francia espera al ganador de Brasil y Bélgica en la semifinal. El kinder galo puede estar para grandes cosas.

Fuente: Semana