Quantcast
El Tiempo Latino
11:36 a.m. | 49° 11/13/2018

Rápida evolución de la MS-13 preocupa a expertos en DC


Un foro analizó el complejo entramado de la MS-13 y sus fluidas interacciones con el crimen organizado transnacional

Tomás Guevara | 7/11/2018, 11:03 a.m.
Rápida evolución de la MS-13 preocupa a expertos en DC
EXPERTOS. El foro contó con la participación de Ana Arana, Douglas Farah, y Steven Dudley. | Tomás Guevara

Las evaluaciones periódicas sobre el accionar de las pandillas en los tres países que conforman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) dejan claro que aunque de un país a otro la MS-13 tiene diferentes estrategias de operación, son las extorsiones, el asesinato y el control de territorios una modalidad compartida. La organización ha desarrollado capacidades para neutralizar y hasta en casos derrotar las operaciones encaminadas por los estados centroamericanos para enfrentarlas.

Perspectiva social

Por su parte, el analista Steven Dudley, del observatorio, InSight Crime, ahondó en una perspectiva más social del problema de las pandillas, pues a su criterio, la visualización del fenómeno solo desde la perspectiva de la criminalidad y las consecuentes estrategias de combate enfocadas bajo esa premisa han llevado a los países a una triste espiral de violencia y de ciclos repetitivos por combatirlas con las mismas fórmulas que gobiernos predecesores han intentado y fracasado.

“Lo que une y está detrás de la pandilla es una comunidad que se fortalece con esas acciones criminales, pero lo que hay en el fondo es un grupo social”, explica Dudley, quien dice que las posibles vías de solución del problema pueden venir de intervenir con más certeza en las comunidades, no solo con el aparato punitivo del estado, pero también con otras asistencias que creen comunidades donde el movimiento pandillero pierda fuerza.

Los ponentes también criticaron que Estados Unidos sigue enfocado en México, Venezuela y Colombia, a los que destina mayor cooperación y asistencia en su política hacia el Hemisferio Occidental. Opinaron que a la velocidad que evoluciona la Mara Salvatrucha en El Salvador y Honduras, la potencia de norte debería reorientar esfuerzos para este problema que cada día asfixia a los poderes locales en estos países.

“La evolución de la MS-13 plantea un desafío que podría debilitar en gran medida la seguridad de la frontera sur de los EEUU. La amenaza es al menos tan compleja y real como la que plantean los carteles de la droga en México y estructuras criminales en los Estados Unidos”, consigna el informe.