Quantcast
El Tiempo Latino
8:16 a.m. | 49° 12/19/2018

Altos precios impiden que más personas reciban la droga que previene el VIH


Shefali Luthra y Anna Gorman | Kaiser Health News | 7/15/2018, 11:22 p.m.
Altos precios impiden que más personas reciban la droga que previene el VIH
Se está volviendo más difícil para los pacientes pagar por Truvada, también conocida como profilaxis de pre exposición, o PrEP, porque el precio de la droga aumentó y las aseguradoras están restringiendo el uso de los cupones que ofrece la compañía que la fabrica para ayudar con los gastos de bolsillo. | Heidi de Marco/KHN

En todo el país, funcionarios de salud pública están multiplicando esfuerzos para que más personas en riesgo puedan tomar la píldora que previene el VIH, y frenar las infecciones. Pero enfrentan obstáculos: el precio del medicamento, que se ha disparado en los últimos años, y las aseguradoras, que ahora obligan a los pacientes a pagar más de su propio bolsillo.

Desde que se aprobó Truvada (el nombre de marca de la Profilaxis de Pre Exposición, o PrEP) para la prevención del VIH, hace seis años, su precio promedio de venta al por mayor ha aumentado en un 45%. Ahora, el medicamento, que genera miles de millones de dólares en ingresos mundiales anuales para Gilead Sciences, su fabricante, tiene un precio de lista de cerca de $2,000 por un suministro de 30 días.

La mayoría de las aseguradoras cubren la píldora, que se ha demostrado que es más del 90% efectiva en la prevención del VIH cuando se toma a diario, tal cual se receta.

Pero los pacientes pueden quedar atrapados en gastos de bolsillo que la vuelven inaccesible.

"Si hay algún ejemplo de la disfuncionalidad en el sistema farmacéutico estadounidense, éste es el caso", dijo James Krellenstein, miembro del grupo de defensa ACT UP New York. "Tenemos la herramienta más efectiva para terminar con la epidemia de VIH, y una de las razones por las que no podemos ampliar su uso es por lo que cuesta".

Mientras los legisladores y el sistema de salud debaten cómo controlar los precios cada vez más altos de los medicamentos, expertos dicen que este caso revela cómo los pacientes pagan las consecuencias.

Los planes privados de salud están haciendo que los pacientes sean responsables de una mayor proporción de los costos de los medicamentos. Y están restringiendo más el uso de los "cupones de copago" que las compañías farmacéuticas han utilizado para proteger a los pacientes de los gastos de bolsillo. Las aseguradoras dicen que las compañías farmacéuticas usan cupones para guiar a los consumidores hacia medicamentos más costosos. Una forma en que los planes de salud limitan su uso es dejar de contarlos para los deducibles de los pacientes.

"Esto va a provocar que las personas dejen sus medicamentos", expresó Jim Pickett, director sénior de la AIDS Foundation de Chicago.

Jared Wile, quien vive en Chicago, comenzó a tomar PrEP hace unos tres años, cuando estaba saliendo con alguien con VIH. Wile tiene un deducible de $2,750, y ha usado cupones para obtener el medicamento. Nunca pagó nada de su bolsillo, dijo.

Gilead ofrece $4,800 en gastos de bolsillo para pacientes que tengan seguros de salud comerciales.

Para Wile, eso cambió en mayo, cuando descubrió que el cupón ya no contaba para su deducible, y que tendría que pagar el costo total de la receta: $1,600 por mes, hasta que alcanzara su deducible. Wile dijo que se sintió "atacado" y dejó de tomar el medicamento.

Ryan McKeel, vocero de Gilead, dijo que la compañía ha realizado esfuerzos adicionales para ayudar a los pacientes a superar las barreras financieras. Citó programas de asistencia para personas sin seguro o con seguro insuficiente.