0

De la cuna a la corte: la administración Trump cita a bebés inmigrantes

Al menos 70 bebés enfrentan su deportación solos en corte
TUCSON (AZ, EE.UU.), 16/07/2018.- Fotografía del 14 de julio de 2018, donde se muestran peluches y dibujos realizados por niños inmigrantes adornando las paredes del albergue Casa Alitas, en Tucson, Arizona (EE.UU.). Albergues como el de Casa Alitas, en Tucson (Arizona), se presenta para las familias inmigrantes que han pedido asilo político como un oasis en el que descansar tras cruzar el desierto mexicano y encarar el inhóspito sistema migratorio estadounidense. Las paredes de este albergue reflejan esa paz, llenas de coloridos dibujos realizados por niños inmigrantes que han encontrado en este lugar un refugio, un lugar donde descansar y jugar después de la traumática experiencia de recorrer un largo y peligroso camino hasta la frontera.

TUCSON (AZ, EE.UU.), 16/07/2018.- Fotografía del 14 de julio de 2018, donde se muestran peluches y dibujos realizados por niños inmigrantes adornando las paredes del albergue Casa Alitas, en Tucson, Arizona (EE.UU.). Albergues como el de Casa Alitas, en Tucson (Arizona), se presenta para las familias inmigrantes que han pedido asilo político como un oasis en el que descansar tras cruzar el desierto mexicano y encarar el inhóspito sistema migratorio estadounidense. Las paredes de este albergue reflejan esa paz, llenas de coloridos dibujos realizados por niños inmigrantes que han encontrado en este lugar un refugio, un lugar donde descansar y jugar después de la traumática experiencia de recorrer un largo y peligroso camino hasta la frontera.

La administración Trump ha citado al menos a 70 pequeños menores de 1 año, en los últimos diez meses, para que se presenten en tribunales de inmigración y enfrenten solos sus propios procesos de deportación, según datos del Departamento de Justicia proporcionados a Kaiser Health News.

Se trata de bebés, que necesitan estar en contacto frecuente con sus padres, que duermen la siesta varias veces al día, y que, en algunos casos, hasta están todavía en edad de amamantar, dijeron expertos médicos. No pueden hablar y recién están aprendiendo la diferencia entre el día y la noche.

"Para los bebés, las rutinas básicas son realmente importantes. Es que los carguen, la alimentación adecuada, la crianza adecuada", dijo Shadi Houshyar, quien dirige las iniciativas de infancia temprana y bienestar infantil en el grupo de defensa Families USA.

El número de menores de 1 año en esta situación se ha triplicado en dos años.

Los datos del Departamento de Justicia muestran que un total de 1,500 niños "no acompañados", desde recién nacidos hasta los 3 años, han sido llamados a presentarse ante un tribunal de inmigración desde el 1 de octubre de 2015.

Aproximadamente las tres cuartas partes de estos niños están representados por un abogado y tienen que presentar su caso sobre por qué deberían permanecer en los Estados Unidos.

Los funcionarios que revisan estos casos de deportación dicen que la mayoría de los niños menores de 1 año cruzan la frontera con un padre y sus casos proceden de manera conjunta.

Pero a algunos se los consideró "no acompañados" solo después que oficiales los separaron de sus padres por la política de "tolerancia cero" hacia los inmigrantes de la administración Trump. Los niños fueron enviados a instalaciones a lo largo de los Estados Unidos bajo la supervisión del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

"Esto es hasta cierto punto una... crisis creada por el gobierno", opinó Robert Carey, quien anteriormente encabezó la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que se hace cargo de la custodia de menores no acompañados. "Es un giro trágico e irónico de los acontecimientos".

Los niños más pequeños también se consideran “no acompañados” si ingresan a los Estados Unidos con un miembro de la familia que es mayor que ellos, pero que aún no cumplió los 18 años. Los datos no aclaran cuáles niños llegaron de esa manera o cuáles fueron separados de sus padres.

El Departamento de Justicia no respondió a una solicitud de más datos sobre en dónde están alojados los niños. Podrían estar en un hogar temporal o en una casa grupal, con un familiar o patrocinador, o tal vez ya se hayan reunido con un padre. El HHS, que opera la oficina de reasentamiento de refugiados, no hizo comentarios al momento de publicar esta historia.

En declaraciones anteriores, el gobierno ha argumentado que la separación, y sus consecuencias, son desafortunadas pero inevitables, según la ley.

"Hay una forma segura de evitar la separación de sus hijos. Preséntese legalmente... o quédese en su país de origen, y siga el proceso que otros hacen", dijo Alex Azar, secretario del HHS, en una llamada de prensa a principios de este mes. "Ninguno de nosotros quiere niños separados de sus padres. No quiero tener ningún niño bajo nuestro cuidado y custodia".