Quantcast
El Tiempo Latino
4:29 p.m. | 80° 9/25/2018

Esperanza y cautela por una vacuna de bajo costo contra la diabetes tipo 1


Carmen Heredia Rodriguez | Kaiser Health News | 7/26/2018, 11:52 p.m.
Esperanza y cautela por una vacuna de bajo costo contra la diabetes tipo 1
La diabetes tipo 1, que generalmente se diagnostica en la infancia, ocurre cuando el sistema inmunitario destruye las células que producen insulina. | iStock/Getty Images

El doctor Joseph Bellanti, profesor emérito de pediatría y microbiología e inmunología en el Georgetown University Medical Center en Washington, D.C., también se sintió alentado por los hallazgos del estudio. Si bien reconoció el escepticismo en torno a la investigación de Faustman, el escrutinio es una parte necesaria del proceso científico, dijo.

"Estamos buscando la verdad, y queremos asegurarnos que los resultados y las interpretaciones sean las correctas", dijo Bellanti, "y eso requiere un debate saludable".

Faustman dijo que sus hallazgos son importantes porque sugieren que la vacuna podría tener efectos positivos en el tratamiento de la diabetes, similar a lo que se han visto en investigaciones anteriores sobre otras enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple, que involucran una reacción del sistema inmune contra el tejido normal.

"También abre una gran cantidad de nuevas vías de tratamiento posibles", dijo Faustman, y agregó que podría ayudar a desarrollar intervenciones para otros grupos que sufren de enfermedades crónicas.

La diabetes tipo 1, que generalmente se diagnostica en la infancia, ocurre cuando el sistema inmunitario destruye las células que producen insulina. Las personas con diabetes tipo 2 producen niveles normales de esta hormona vital, pero sus cuerpos no responden adecuadamente.

Estos hallazgos surgen mientras el país se enfrenta con los crecientes precios de la insulina, un aumento tan significativo que ha llevado a los fiscales generales en varios estados y al menos a un fiscal federal a iniciar investigaciones dirigidas a los fabricantes de insulina Eli Lilly, Novo Nordisk, Sanofi y gerentes de beneficios farmacéuticos.

Estados Unidos ya paga un alto precio por su carga de diabetes. Según la American Diabetes Association, los 24.7 millones de estadounidenses que vivían con diabetes el año pasado gastaron $237 mil millones en costos médicos directos.

Para pacientes como Gaytan, la perspectiva de nuevos medicamentos para simplificar y reducir los costos de su tratamiento es tentadora. La joven se inyecta insulina y mide su nivel de azúcar en sangre unas cinco veces al día. Y hace terapia, que la ayuda a lidiar con la carga de vivir con una enfermedad crónica. Pero le preocupa si podrá solventar todo esto en el futuro.

"Conozco a diabéticos [cuyas] familias pagan por todo", dijo, agregando que "simplemente no pueden pagarlo".

Según Connecture, el precio de lista para Apidra SoloStar, un producto de insulina inyectable que Gaytan usa varias veces al día, aumentó de $33.24 por pluma de insulina a principios de 2009 a $ 104.28 por pluma a comienzos de 2018.

Faustman dijo que su investigación ha documentado el mecanismo por el cual la vacuna antigua reduce los niveles de azúcar en la sangre. En el ensayo de Fase 2, intentará replicar sus hallazgos realizando el seguimiento de 150 participantes con la enfermedad durante cinco años. Pasarán al menos otros cuatro años hasta que se publiquen los resultados.

En última instancia, si la BCG actúa sobre la diabetes tipo 1, su precio actual podría aumentar, dijo Gerard Anderson, profesor de políticas de salud y administración y medicina en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore. Aunque la BCG es genérica, las compañías farmacéuticas pueden elevar el precio alterando el medicamento y emitiendo una nueva patente.

Los fabricantes de medicamentos son expertos en la reorganización de medicamentos viejos para tratar nuevas afecciones, dijo, y agregó: "Podría resultar en ningún tipo de ahorro en los costos, y, de hecho, en un precio más alto".

La cobertura de KHN del desarrollo de medicamentos recetados, los costos y los precios está respaldada en parte por la Laura and John Arnold Foundation.