Quantcast
El Tiempo Latino
5:45 a.m. | 39° 10/22/2018

Republicanos proponen ciudadanía a Dreamers y fin de separación familiar


Los Dreamers ahora podrían contar con la ciudadanía, además de sumar el permiso de trabajo

Redacción - El Tiempo Latino | 6/14/2018, 7:32 p.m.
Republicanos proponen ciudadanía a Dreamers y fin de separación familiar
EEUU. El caso de los Dreamers ha sido objeto de manifestaciones | Matt McClain/The Washington Post

El tema inmigración es uno de los puntos más álgidos en la serie de debates del Congreso de los Estados Unidos. Las medidas adoptadas por el presidente Donald Trump tiene seguidores, así como críticos, por lo que su desarrollo ha encontrado polémica.

Frente a esto, los senadores republicanos de la Cámara Baja tienen planificado presentar un proyecto de ley migratoria que permita otorgarle la ciudadanía a los jóvenes indocumentados, aquellos conocidos como Dreamers en territorio estadounidense, indicó EFE.

Además, el texto tendría incluida la petición de poner punto final a la separación de las familias de inmigrantes que cruzan la frontera.

El proyecto se encarga de abordar aquel conocido como Cuatro Pilares, el cual fue revelado en su momento por el presidente Trump y que gira en torno a la crisis migratoria del país, donde se incluye la famosa petición de construir un muro valorado en 25.000 millones de dólares.

Con el alivio de evitar momentáneamente la deportación, los Dreamers ahora podrían contar con la ciudadanía, además de sumar el permiso de trabajo.

Según el texto, "los menores extranjeros no acompañados (que sean) aprehendidos en la frontera no deben ser separados de sus padres o sus guardianes legales mientras se encuentren bajo custodia del DHS (Departamento de Seguridad Nacional)".

Mientras, el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, expresó este jueves que se debe aplicar una “solución legislativa” al polémico caso.

"No queremos que los niños se separen de sus padres", manifestó.

La situación llega después de las reiteradas denuncias de los demócratas ante el desconocimiento del paradero de aproximadamente 1.500 menores provenientes de Centroamérica, quienes fueron separados de sus padres y ubicados en hogares sustitutos.