Quantcast
El Tiempo Latino
12:09 a.m. | 64° 9/24/2018

Cartas dentales: insuficientes para determinar si cadáveres corresponden a ecuatorianos


Medicina Legal en Cali informó que terminada la necropsia de los cuerpos hallados en Nariño, las cartas dentales resultaron insuficientes para otorgar plena identidad.

Semana.com | 6/25/2018, 11:11 a.m.
Cartas dentales: insuficientes para determinar si cadáveres corresponden a ecuatorianos
COLOMBIA - Cartas dentales: insuficientes para determinar si cadáveres corresponden a ecuatorianos | Semana.com

No terminan los días de dolor e incertidumbre que padecen las familias de los tres ecuatorianos que hacían parte del equipo periodístico del diario El comercio de ese país, secuestrados y asesinados por alias Guacho, un temido disidente de las Farc en Nariño.

El drama de esas familias parecía que terminaría el viernes 22 de junio, cuando Medicina Legal en Cali, Valle, informaría de los resultados de las necropsias de los cuerpos hallados esta semana en zona rural de Tumaco.

Lo que Medicina Legal trata de determinar es si los cuerpos corresponden a los de Javier Ortega de 32 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45 años y el conductor Efraín Segarra, de 60 años de edad. El Ministerio de Defensa informó el viernes en la noche que los estudios de las cartas dentales habían avanzado en certezas. Sin embargo, no al 100%.

Y este sábado, Medicina Legal emitió un comunicado en el que aseguraban que las cartas dentales resultaban insuficientes para advertir la plena identidad. En tal caso, lo que sigue es adelantar análisis genéticos.

Los tres periodistas ecuatorianos fueron secuestrados desde el 26 de marzo de este año cuando realizaban un trabajo periodístico en el poblado de Mataje, provincia de Esmeraldas. Con esa reportería de campo buscaban retratar la difícil situación de orden público e inseguridad que padecen los habitantes de la zona fronteriza entre Ecuador y Colombia.

Desde el plagio, tanto los pobladores como las autoridades locales responsabilizaron a Guacho, líder del frente Óliver Sinisterra, una organización disidente de las Farc que no quiso someterse al proceso de paz pactado en La Habana, entre el gobierno y ese grupo subversivo.

Esas versiones fueron confirmadas el 3 de abril cuando el propio Guacho difundió videos con pruebas de supervivencia de los ecuatorianos y en las que exigía un canje por miembros de su organización criminal presos en Ecuador, entre ellos su cuñada. Las imágenes causaron repudio no solo en ambos países, sino a nivel internacional por cuanto los cautivos aparecían atados de manos y cuello, con cadenas y candados.

Pero el 12 de abril circularon nuevas fotografías que hicieron temer lo peor. En ellas se apreciaba los cuerpos sin vida de tres hombres, atados con cadenas y con tiros de gracia. Aunque en un principio no se le dio credibilidad a ese material fotográfico, las sospechas fueron disipadas por el propio Guacho.

En un comunicado, el temido criminal confirmó el asesinato de los tres ecuatorianos y exigía cesar las operaciones militares en la zona, como condición para entregar los cadáveres.

A partir de ese momento comenzó la otra tragedia para las familias: recuperar los cuerpos de sus seres queridos, para darles una sepultura digna. Deseo que ya será posible con la confirmación de la identidad de los tres cadáveres hallados este jueves 21 de junio, en zona rural de Tumaco.

Las autoridades colombianas aún siguen tras la pista de Wálter Patricio Arizala, alias Guacho, nacido en Limones, un pequeño poblado de la provincia de Esmeraldas, justamente la región donde secuestraron al equipo periodístico del diario El Comercio.