Quantcast
El Tiempo Latino
8:47 p.m. | 49° 11/15/2018

El Salvador quiere que Trump aclare sobre deportaciones


Se debe definir cómo se trabajará con familias con menores sin separarlos

Tomás Guevara | 6/27/2018, 12:48 a.m.
El Salvador quiere que Trump aclare sobre deportaciones
REUNIÓN. El Salvador quiere que el gobierno de Trump de prioridad al bienestar de los niños y no los separe de sus familias en casos de deportación. | Tomás Guevara

Las autoridades del gobierno salvadoreño en Washington sigue al detalle la evolución de la crisis en la frontera sur de Estados Unidos, pues hay cientos de grupos familiares provenientes del país centroamericano afectados por la separación entre adultos, niños y otros detenidos que enfrentarían un proceso de deportación.

La Embajada de El Salvador en Washington advirtió la semana pasada, justo antes que la administración de Donald Trump modificara la decisión sobre la separación de niños de sus padres y la orden de levantar cargos penales contra los adultos por entrar de manera irregular a territorio estadounidense, que El Salvador se abstendría de emitir la documentación obligatoria (pasaportes salvadoreños provisionales), a aquellas personas que no tuvieran certeza de la ubicación de sus hijos separados en la frontera por las autoridades migratorias.

Luego de una visita que hiciera a la zona la viceministra para salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín, en la que se recaudó información de al menos un centenar de niños separados de sus padres –según datos consulares-, la Cancillería salvadoreña puso presión a las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y su brazo operativo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, (ICE).

“Como parte de las medidas de protección (para los salvadoreños retenidos en la frontera) que ya se implantan, la Cancillería salvadoreña no entregará documentos de viaje a connacionales mientras no haya finalizado su debido proceso legal y que la situación de los niños que les acompañan no esté resuelta”, dijo la Cancillería en un comunicado.

Pero el jefe de misión adjunto de la Embajada de El Salvador en Washington, Warner Romero, bajó el tono al planteamiento literal del comunicado que giró la cartera de exteriores salvadoreña y explicó que se ha malinterpretado el texto.

Romero enfatiza que el gobierno salvadoreño está en total disposición de cooperar con las autoridades estadounidenses, y que las gestiones de la misión en Washington tienen como finalidad que el tema se trate en el más alto nivel, dentro del marco de los acuerdos y de la Iniciativa Alianza para la Prosperidad del Triangulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) que incluye el tema migratorio y cuya agenda ya tiene bosquejos para el abordaje conjunto de ese y otros temas.

Sin embargo, el embajador adjunto Romero, deja claro que todos los esfuerzos en la gestión diplomática en la capital estadounidense y las gestiones que se realizan desde San Salvador, como la visita de la viceministra Magarín a Texas y Arizona, tienen como fin asegurar que la reunificación de los grupos familiares sea una norma en el proceso.

“Lo que estamos haciendo es orientar a nuestra red consular para la debida ubicación y manejo de los casos. Pero sí, la reunificación de los grupos familiares ha sido y seguirá siendo una prioridad para nosotros”, explicó Romero a El Tiempo Latino.

El gobierno salvadoreño espera que en los próximos días la administración de Donald Trump explique en detalle cómo se repatriarían a ciudadanos de su país a quienes se les niegue admisibilidad de peticiones de asilo, cuando estos tengan consigo menores de edad.