0

Ruby Corado, sinónimo de tenacidad

El programa “Cambios de Vida” dedica episodio a la defensora de la comunidad LGBTQ
Documental. Pedro Biaggi y Ruby Corado, en Casa Ruby, durante la presentación del cortometraje “Cambios de Vida”, dedicado a esta luchadora.

Documental. Pedro Biaggi y Ruby Corado, en Casa Ruby, durante la presentación del cortometraje “Cambios de Vida”, dedicado a esta luchadora. Photo by Olga Imbaquingo.

No hay adversidad que aniquile un sueño. Esa frase proverbial bien podría ofrecerla al mundo Ruby Corado, pero esta mujer transgénero tiene algo mucho más tangible que dar: una sopa caliente, una cama con sábanas limpias y unos brazos abiertos para aquellos seres humanos que la sociedad los rechaza solo por ser diferentes.

Esas bofetadas que le dio la vida no resultaron estériles. La hija de la adversidad llegó a Estados Unidos a los 18 años desde El Salvador siendo víctima de tráfico humano, indocumentada, pobre, con hambre, sin techo y con el estigma de ser gay. Su tenacidad convirtieron el largo invierno de su existencia en una primavera de esperanzas para todos los que se agrupan bajo el paraguas de la comunidad LGBTQ (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y queers).

Sus logros: un centro cultural, de ayuda sicológica y asuntos migratorios que lleva su nombre; y, cuatro albergues con 100 camas para los sin techo de la comunidad LGBTQ no han dejado indiferentes ni a los políticos ni a la amplia red de apoyos sociales y comunitarios de DC. Por eso Pedro Biaggi, otro hijo que la adversidad no pudo doblegar, con su programa “Cambios de Vida”, quiso hacerle a Corado un homenaje en forma de un cortometraje, cuya presentación se hizo el pasado 20 de junio.

Pedro en la TV

Biaggi, conocido radiodifusor en el área de DC, está dando sus primeros pasos en la televisión con este programa que busca retratar a personajes latinos de DC, que han conseguido cambios para ellos y para los demás.

Corado es tan única que el documental fue exclusivamente sobre ella y su labor. Su obra aporta un aire de esperanza en momentos que la comunidad latina en Estados Unidos está sufriendo un asalto a su dignidad y a su inherente condición de seres humanos desde las más altas esferas del poder. El reportaje televisivo destaca el peso del ejemplo que Corado tiene para demostrar que no hay muralla imposibles de derribar.

Biaggi, durante la presentación del programa, recordó su experiencia para demostrar cuánto se atesora la mano generosa de personas como Corado. “Cuando tenía 16 años en Nueva York –él es puertorriqueño- tuve que buscar en la basura. Cómo me habría encantado tener una Ruby”, diko Pedro.

Algunos de los asistentes aseguraron no saber de nadie que, habiendo vivido bajo el puente de la calle 23 y la P (en el área de Dupont Circle), obligada a prostituirse para comer, contraído el virus del sida, golpeada brutalmente por un cliente, perseguida por la policía y repudiada por los transeúntes, aún le quedaban deseos de soñar con “una agüita caliente y café y un techo sobre la cabeza” para ella y sus compañeras y compañeros de infortunio.

“Estoy conmovido por su determinación e impresionado por la generosidad de entregarle a la comunidad su testimonio de vida y su trabajo”, dijo Michael Mitchell, jefe de comunicación del Canal de Televisión de DC. Es imposible no emocionarse al saber que en Casa Ruby “no se necesita ser latino(a), gay o lesbiana, blanco, negro o asiático. Solo hay que probar que se es un ser humano”.

Una sueño hecho realidad

Soñar es gratis, hacer eso realidad demanda golpear muchas puertas y no dejarse vencer si se cierran o nunca se abren. En ese recorrido Ruby encontró el apoyo de varios políticos de la ciudad que entendieron su propuesta y reconocieron la falta de centros de ayuda para la comunidad LGBTQ. Jackie Reyes, directora de Asuntos Latinos de la Alcaldía de DC, es una de las que ayudó a apuntalar esa ilusión que hoy emplea 60 personas, tiene un comedor con tres comidas al día para 100 personas abierto todos los días del año, y cuenta con servicios de trabajo social y orientación en asuntos migratorios.

“Aquí hay mucho voluntariado y de donaciones. No soy, como dice el dicho, pordiosera con garrote… soy sin garrote, lo que nos donen es bien recibido”, dijo la líder, exultante de saber que gracias a lo conseguido, el desamparo sufrido por ella ya no tienen que vivirlo los jóvenes transgénero que allí llegan, sea en busca de una mano amiga o para conseguir un empleo. Precisamente, encontrar trabajo para la comunidad LGBTQ es la siguiente misión a la que Corado le está poniendo sus buenos oficios.

El centro, en la 75-30 de la avenida Georgia, no derrocha lujo. Unos cómodos sofás redondos, decenas de libros para leer, aire acondicionado y buena iluminación son suficientes, porque tan importante como un plato de sopa o una sábana es darle un sentido de pertenencia a los miembros LGBT y también hacerles menos traumático el proceso de transición.

A veces cuando no había nada que llevarse a la boca ni lágrimas que llorar solo quedaba soñar y ese es su legado y aunque ella no habla de retirarse aún parece estar sobreentendido que la antorcha del minero no se apagará cuando la matriarca diga adiós. Casa Ruby ha ido aportando sus hebras al tejido social de la ciudad y ahora es imposible romperlo.


A Tomar En Cuenta

En el canal 16. Pedro Biaggi y su programa “Cambios de Vida” es un espacio dedicado a los latinos y en idioma español que tiene el canal de televisión del gobierno de Washington, DC. Se puede su programación en el canal 16.

Desde hace 6 años. Los albergues de Casa Ruby están abiertos desde hace seis años. Por allí han pasado personas de la comunidad LGBTQ que gracias a ese apoyo hoy son exitosos y orgullosos de ser quienes son.

En Maryland. Casa Ruby abrió una oficina en Hyattsville el año pasado para ofrecer servicios a la comunidad LGBT del condado de Montgomery, en Maryland.