Quantcast
El Tiempo Latino
6:31 p.m. | 49° 11/18/2018

Nuevo estudio: los opioides no son mejores que otras medicinas para tratar el dolor crónico


El estudio se realizó con 240 veteranos con dolor de espalda crónico u osteoartritis de rodilla o cadera, quienes sufrían un dolor intenso y persistente.

Alex Smith | KCUR/Kaiser Health News | 3/16/2018, 3:35 p.m.
Nuevo estudio: los opioides no son mejores que otras medicinas para tratar el dolor crónico
Renea Molden pudo dejar de consumir opioides con la ayuda de otras alternativas para luchar contra su dolor crónico. | Alex Smith/KCUR

Por supuesto, los opioides también conllevan el riesgo de dependencia, adicción y sobredosis.

"Este estudio agrega evidencia a largo plazo que demuestra que los opioides en realidad no tienen ninguna ventaja en términos de alivio del dolor que puedan superar los daños conocidos que causan", dijo. "El consejo final para las personas que tienen dolor de espalda crónico o dolor causado por artritis es simplemente que no deben comenzar a usar opioides".

Pero, ¿qué pasa con pacientes como Molden que ya han estado usando opioides durante mucho tiempo? El doctor Muhammed Farhan, director médico del programa de manejo del dolor multidisciplinario de la Universidad de Missouri-Kansas City, dijo que las conversaciones francas con pacientes como Molden son parte de su rutina diaria. Farhan también es director médico de la University Health Pain Management Clinic en Truman Medical Centers, en donde no se recetan opiáceos.

Farhan dijo que todos los días se encuentra con pacientes con problemas como dolor de espalda que han llegado al límite con las drogas.

"La mayoría de las veces lo que veo es que están tomando altas dosis de opiáceos y que pasan todo el tiempo en la cama, o durmiendo, y aun así siguen sufriendo", dijo.

Farhan dijo que comienza ayudándoles a adaptarse a la idea que no pueden eliminar el dolor por completo. Dijo que esta expectativa puede ser especialmente peligrosa para las personas que dependen de dosis crecientes de opioides.

"Nuestra idea de estar completamente libre de dolor puede llevarnos a un lugar de más dolor, tomando altas dosis de medicamentos que no mejoran la calidad de vida y hasta pueden causar la muerte", agregó Farhan.

Dijo que intenta ayudar a sus pacientes a disminuir los opiáceos lentamente, y a usar drogas y terapias alternativas.

Krebs está de acuerdo con este enfoque. "Los medicamentos tienen cierto papel, pero en realidad no deberían ser la principal forma en que tratamos el dolor crónico", dijo. "Para el dolor de la osteoartritis, se recomiendan enfáticamente los tratamientos con ejercicios", dijo, y es importante mantener un peso saludable. "Lo mismo ocurre con el dolor de espalda", apuntó, donde los expertos recomiendan ejercicios, rehabilitación, terapias cognitivas y yoga, entre otros.

Renea Molden dijo que ha sido difícil abandonar la hidrocodona. "Sé que habrá días buenos y malos, y tienes que pasar los días malos", dijo.

Pero al final, incluso en los peores días, Molden se siente bien que está enfrentando su dolor sin opioides.


Esta historia forma parte de una asociación informativa entre NPR, KCUR y Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation.