Quantcast
El Tiempo Latino
5:26 a.m. | 65° 5/28/2018

“DC debe reforzar sus políticas para ser una ciudad santuario”, coinciden activistas


Lisa Hunter, de raíces latinas, compite para el cargo de concejal por el distrito - ward - 6

Ricardo Sánchez-Silva | 5/9/2018, 7:13 p.m.
“DC debe reforzar sus políticas para ser una ciudad santuario”, coinciden activistas
MESEROS.Hunter quiere impulsar una legislación para aumentar los salarios mínimos de meseros y trabajadores de restaurantes | Ricardo Sánchez-Silva

El sábado 4 de mayo, un grupo de candidatos al Concejo de Washington DC respondió las inquietudes de la comunidad inmigrante de los distintos distritos - wards - en cuanto a temas vinculados con ciudad santuario, posible eliminación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), pérdida del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), entre otros.

Jairo Valencia, vocero de Many Languages One Voice, aseguró que la actividad sirvió como enlace entre los políticos y la población, que tuvo la oportunidad de informarse y educarse sobre las diversas propuestas. A su juicio, existen dudas en cuanto a legislación sobre los elementos que definen la ciudad como santuario.

“Hay manifestaciones y proclamaciones, pero técnicamente no hay una resolución de ley que diga que somos una ciudad santuario. Los indocumentados que acceden a los servicios de educación y salud no tienen garantizados los derechos plenos. Las licencias de conducir en DC vienen con una marca que no sirve para trámites federales, así que es inoficiosa, pues no hay un ejercicio pleno del derecho que esa persona tiene a una identidad. Hay una violación al concepto de santuario”, dijo Valencia a El Tiempo Latino.

Para el vocero de una de las organización que planificó el evento, la palabra “santuario” está ligada a “vida con dignidad”, lo que a su juicio empieza con el reconocimiento de sus derechos, incluyendo al más básico, como lo es la identidad, que depende de la identificación. “Este punto tiene que ver con el comportamiento de las policías y las redadas, con información y coordinación que en principio supuestamente no debe tener la policía local con ICE. No tenemos claro eso y no hay una ley que diga que no se pueden coordinar estas acciones”, declaró.

Otro punto importante que merece atención a juicio de Abel Núñez, director de CARECEN, es el desplazamiento de zonas urbanas que está sufriendo la comunidad latina (gentrification). Muestra de ello es que las ciudades vecinas en Maryland y Virginia tienen poblaciones muy grandes de inmigrantes, incluidos los latinos. “ Nosotros no le decimos ‘no’ al desarrollo económico, pero queremos que los que han vivido aquí y los nuevos, disfruten de ese beneficio, para que todo el aporte sea apreciado por todos”, aseguró.

El activista también resaltó que en el Distrito de Columbia se necesita un refuerzo de políticas pro inmigrantes, así como más dinero para protección legal y que la policía local garantice que no colaborará con agentes de ICE para que haya “paz”.

Una mujer latina alza su voz

Dentro de los candidatos que compiten para las próximas elecciones locales, se encuentra Lisa Hunter, quien es hija de una mexicana y un judío. Nació en los Ángeles, pero reside en el distrito - ward - 6 de DC, un vecindario que la impulsó a postularse para concejal, pues luego ver carteles en sus calles que prohibían a trabajadores de construcciones aledañas estacionar sus vehículos en ciertas zonas, pensó que era una medida discriminatoria.

“Este ha sido el foro más impresionante y diverso en el que he estado hasta ahora. Los organizadores hicieron un gran trabajo en hacer esta actividad lo más diversa e inclusiva. Estoy agradecida con eso. Si soy electa, voy a trabajar en una legislación que asegure que hayan personas que hablen español y otros idiomas en los equipos de cada miembro del concejo”, comenta.

Hunter quiere impulsar leyes que garanticen un fondo anual seguro para servicios de ayuda social a inmigrantes, pues afirma que la demanda actual supera los recursos disponibles. “Odio el hecho de que continuemos recogiendo fondos para servicios cruciales cada año porque no tenemos un presupuesto dedicado para esto”.

La candidata, de 33 años, también cree que a pesar de que DC es una ciudad santuario, tal como se dice, en la práctica se contradice. Por ejemplo, los estudiantes inmigrantes aún no pueden pagar matrículas locales. “Creo que los habitantes que no son residentes también deberían votar”, concluye, mientras que lanza otra promesa que de cumplirse beneficiaría a muchos: proponer una legislación que incremente el sueldo base de meseros y trabajadores de restaurantes que ganen propina.