Quantcast
El Tiempo Latino
5:14 p.m. | 49° 12/9/2018

ESPECIAL: El fraude anunciado del régimen de Maduro en Venezuela


Solo nueve países reconocen a Maduro como presidente, tras los comicios del 20 de mayo

Ricardo Sánchez-Silva | 5/25/2018, 12:36 p.m.
ESPECIAL: El fraude anunciado del régimen de Maduro en Venezuela
DIÁLOGO. El mandatario llamó a un diálogo nacional con todos los sectores, acción que ya había convocado en su cierre de campaña. | Miguel Gutiérrez/EFE

Un proceso electoral convocado por una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que se formó sin convocatoria, ni mucho menos aprobación del Parlamento venezolano y bajo cuestionamientos de potencial fraude electoral al consultar a los ciudadanos, según la misma empresa que llevaba el sistema informático, Smartmatic, se llevó a cabo el domingo 20 de mayo en Venezuela.

El ganador, como era de esperarse fue Nicolás Maduro, quien había sido ya declarado anteriormente en proceso de Antejuicio de Mérito por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) legítimo en el exilio, en una decisión que fue aprobada por la propia Asamblea Nacional, institución que incluso declaró “abandono del cargo” por parte del político socialista en 2017.

En tal sentido, esta fue la primera elección, después de las parlamentarias del 4 de diciembre de 2005, en las que la oposición decidió no participar completamente por no estar apegadas a la ley y carecer de transparencia. “No cuenten con la Unidad Democrática, ni con el pueblo para avalar lo que hasta ahora es solo un simulacro fraudulento e ilegítimo de elección presidencial”, dijo Ángel Oropeza, coordinador político del conglomerado de partidos opositores, mediante un comunicado el 22 de febrero.

Contrincantes de Maduro

Surgieron dos principales candidatos que se aventuraron a participar, a pesar de que no existían garantías en el proceso, según las denuncias de la coalición opositora, conocida como la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Se trataba de Henri Falcón del partido Avanzada Progresista (AP), quien inició su carrera política dentro del chavismo y llevó las riendas del municipio Iribarren (Barquisimeto, estado Lara) como alcalde por dos períodos consecutivos. También hizo lo propio con la gobernación de esa entidad (2008-2016). Fue precisamente al inicio de su primer término en 2008 cuando fue expulsado de las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), tras rebelarse en su contra y ser considerado un “traidor”, ya que había ganado con la tarjeta roja. En esta ocasión, 10 años después, hizo lo mismo con la oposición, de la cual formaba parte y se separó, al decidir participar en las presidenciales que perdió contra el régimen madurista.

El segundo candidato que ganó notoriedad después de Falcón fue Javier Bertucci, un pastor – reverendo – evangélico acusado en 2010 de contrabando, por presuntamente enviar gasolina a República Dominicana y quien estuvo, incluso, en prisión. También formó parte del escándalo de los Panamá Papers por poseer dinero en paraísos fiscales. Su propuesta era salvar el país a través de la fe, pues aseguraba que iba “cambiar la política por valores cristianos”, pero sus planes también se vieron frustrados, tras quedar en tercer lugar. El religioso, a diferencia de Falcón, sí reconoció los resultados.

“Acepto los resultados del gobierno reelecto, pero ¿bajo qué concepto ganó?”, escribió Bertucci en su cuenta en Twitter, mientras que acusó a Nicolás de soborno y manipulación con los puntos rojos.

DENUNCIA. Falcón denunció unos 13 mil puntos – quioscos – rojos de control  por hacer propaganda y comprar votos.

Cristian Hernández / EFE

DENUNCIA. Falcón denunció unos 13 mil puntos – quioscos – rojos de control por hacer propaganda y comprar votos.

.

Un fraude anunciado"

Los centros de votación que mostraban la mayoría de los medios de comunicación, así como las fotografías y videos que circulaban en las redes sociales, evidenciaban no solo poca afluencia, sino ausencia absoluta de filas para sufragar.