0

Primarias: Marisol Johnson es la primera latina en lanzarse como vice gobernadora de MD

La candidata marca historia junto a Valerie Ervin, primera afroamericana en competir como máxima autoridad de la gobernación
UNIDAD. Johnson: “Quisiera que las comunidades latinas y afroamericanas, no muy representadas en el gobierno, se unan más”.

UNIDAD. Johnson: “Quisiera que las comunidades latinas y afroamericanas, no muy representadas en el gobierno, se unan más”. Photo by Ricardo Sánchez-Silva.

Encontrada por una monja en una en medio de una pila de cuerpos en plena guerra civil de El Salvador gracias a su llanto, Marisol Johnson fue llevada a un orfanato, donde su madre puertorriqueña y padre americano la adoptaron.

Aunque no tiene un certificado de nacimiento, siente una gran cercanía a la cultura latina y ha apoyado a la comunidad de la zona donde creció, Baltimore. Después de haber prestado servicio como miembro de la Junta de Educación de su localidad e impulsar su negocio como agente de seguros, se lanza como la primera latina en Maryland en competir en las próximas primarias estatales para el cargo de vice gobernadora, junto a la primera afroamericana Valerie Ervin.

“En realidad no fue una idea mía entrar a la política, mis padres son profesores y llegaron a ser directores de escuelas en la ciudad de Baltimore, pero cuando empecé mi vida profesional abrí mi propio negocio y eso me dio la flexibilidad para poder hacer cosas en la comunidad. Por ejemplo, soy una de las fundadoras de una organización que se llama ABC Amigos del Condado de Baltimore. Somos unos subsidiarios de Latino Providers Network (Asociación de Proveedores Latinos) y esa experiencia me ha expuesto más a la comunidad para ayudarla”, comenta a El Tiempo Latino.

Cuando trabajó en la junta, se enfocó en incrementar los fondos para las aulas que enseñaban inglés como segundo idioma y luchó por que existirá traducción en las comunicaciones entre los padres y maestros.

Johnson cree que un punto importante, aunque algunos no lo crean necesario, es incrementar el número de ciudades santuarios en el estado, para evitar que los gobiernos locales colaboren con agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). “No hay necesidad de ir de manera sistemática contra los latinos indocumentados como se está haciendo ahora mismo. Quisiera que las comunidades latinas y afroamericanas, no muy representadas en el gobierno, se unan más para poder hacer cambios en este tipo de políticas. Juntos podemos hacer mucho más de lo que haríamos de forma individual. En este momento político necesitamos equidad, tener personas en el gobierno estatal y local que vean que para mejorar la vida de una población necesitamos igualdad”.

Al hablar del tema de control de armas, debido a la oleada de tiroteos desatada en escuelas del país, que ha cobrado la vida de los más pequeños, la candidata aseguró que el problema no está en las pistolas registradas legalmente, pues a su juicio, existe un proceso y seguimiento para que las personas puedan tenerlas.

“Para proteger a nuestros niños hay que quitar especialmente las armas ilegales de las calles. Estos tiroteos que ocurren en las escuelas son intolerables y lo primero que hay que hacer para mejorar esto es un programa para que cuando alguien tenga una no registrada, la pueda entregar. Muchos de estos muchachos con problemas de salud mental con acceso a armas, no tienen a su disposición recursos de salud mental y hay que ver cómo mejoramos eso para que estén protegidos”.

Junto a Ervin – candidata a gobernadora -, la latina quiere transformar la molestia que hay dentro de los hispanos por la discriminación o políticas agresivas de deportación, en motivación para votar. El caso del abogado acusado de racismo en Nueva York fue el ejemplo perfecto, pues se han emprendido acciones legales en su contra por parte de funcionarios públicos y la comunidad ha reaccionado con fuerza.

Precisamente Ervin se había lanzado para competir en la posición que hoy aspira la latina, de la mano de Kevin Kamenetz, quien aspiraba al primer mando en la gobernación, pero falleció de un ataque cardíaco en la madrugada del jueves 10 de mayo. Justo en un evento para recolección de fondos de estos candidatos, Johnson habló con la afroamericana y se dieron cuenta que tenían muchos puntos en común sobre lo que querían para el estado. Así que al abrirse la vacante, luego de esperar un tiempo prudente, la llamó y le propuso lanzarse juntas en un reto histórico.

“Creo que ha llegado la hora de construir puentes hacia poder. Esto nos dará la posibilidad de cambiar el acoso, la discriminación, lo que está pasando desde esta administración de Trump contra nuestras familias”, concluyó.



--