Estudiantes latinos de Montgomery también juegan a inventar | El Tiempo Latino | Noticias de Washington DC
El Tiempo Latino
8:57 p.m. | 87° 8/15/2018

Estudiantes latinos de Montgomery también juegan a inventar


Más de 500 estudiantes del condado participaron por primera vez en proyectos medioambientales

Olga Imbaquingo | Especial para El Tiempo Latino | 5/28/2018, 10:30 p.m.
Estudiantes latinos de Montgomery también juegan a inventar
FUTURO. Melissa Alvarado, Vilma Martínez y Ericka con su Puerta “Caminando a un futuro mejor”. Incluyeron en su proyecto madera, cartón, circuitos eléctricos y computación. | Olga Imbaquingo

Tal vez nadie antes les habló así a Elizabeth Welbeck, Aelin Masaquiza, Christine Cao y Sarai Lazo Salvador. Ellas apelaron a su ingenio para crear su ciudad del futuro, donde solo se utilizará el poder de los molinos de viento y de agua. Por ahora el molino de viento fue de cartón y el de agua nada mejor que la rueda donde gira el hámster de Lazo.

El futuro dirá si en las cabecitas de Erika Mencia, Melissa Alvarado, y Vilma Martínez, del colegio Roberto Clemente, está escondido un pequeño Thomas Edison, aquel genio que inventó además de la bombilla eléctrica, el telégrafo, las baterías de níquel y el auto eléctrico. Para el encuentro de pequeños inventores del domingo, estas estudiantes con la guía del profesor Sascha Simkahich, crearon la puerta “Caminando a un mundo mejor”, que imaginan funcionaría en las calles donde hay mucho tráfico y sería de gran ayuda para los que no ven o no escuchan.

En principio les dijeron que lo suyo no tenía relación con el ambiente. Ellas lo defendieron argumentando que calles más seguras significa menos accidentes y más gente caminando, lo que se traduce en menos autos y aire más limpio y sin ruido. El proyecto obtuvo la luz verde y Alvarado descubrió que tenía talento. Con la ayuda de una computadora creó circuitos eléctricos que permiten a la puerta del futuro abrirse y cerrarse. Esta jovencita, que no tenía idea de códigos, chips y procesadores, ahora sabe que quizá su porvenir profesional ha encontrado el camino correcto.

No hay nada más falso que eso de que “ya todo está inventado”. Por primera vez 500 estudiantes del condado de Montgomery demostraron lo contrario y el próximo año volverán con nuevos proyectos. Estos alumnos no se quedan sentados, ellos están sedientos por perfeccionar sus robots polinizadores de plantas, sus cajas solares para abrigar en el invierno o los recicladores de agua. ¡Un brillante futuro!