Quantcast
El Tiempo Latino
7:21 p.m. | 49° 11/13/2018

La ex "Playmate" y el agente político latino: un episodio inédito por sacar provecho del supuesto romance con Trump


Hasta en 2 millones de dólares se estimó vender la historia de la presunta relación del presidente de EEUU

Beth Reinhard and Emma Brown/The Washington Post | 5/29/2018, 8:43 a.m.
La ex "Playmate" y el agente político latino: un episodio inédito por sacar provecho del supuesto romance con Trump
NACIONAL. J.J. Rendón | Emma Brown/The Washington Post

McDougal rechazó las solicitudes de entrevistas, pero confirmó algunos detalles a través de un abogado y proporcionó una breve declaración por medio de una portavoz. Reconoció haber consultado a Rendón, pero dijo que no lo había contratado para ayudarla a encontrar un comprador para su historia.

Sin embargo, su nombre surgió durante las negociaciones de McDougal con AMI, según Dylan Howard, un alto ejecutivo de la casa editora del tabloide. En una entrevista, Howard afirmó que le habían dicho que ella tenía una oferta de USD $1 millón por parte de un agente político llamado J.J. Rendón. Howard se negó a mencionar su fuente y dejó claro que no confirmó que realmente había una oferta.

"Nadie me dijo nunca que me haría una oferta por USD$ 1 millón por mi historia, mucho menos un 'agente político'. En mi experiencia, J.J. habría sido la última persona en comprarme o aconsejarme que vendiera mi historia", declaró McDougal.

Grdina no respondió las llamadas, ni mensajes de texto de The Post en los últimos dos meses y en abril, su esposa, la modelo Erin Naas, le dijo a un reportero del medio que saliera de sus propiedades en Scottsdale, Arizona. El jueves por la tarde, cuando le dijeron lo que esta historia contaría, Grdina amenazó con una demanda por "falsedades", pero no especificó más detalles.

"Si eliges escribir mi nombre en la historia de falsedades, redactaré una queja y la presentaré más rápido de lo que imaginas tanto personalmente como al periódico", escribió. "Voy a actuar de manera sabia".

Acusado de jugar sucio

Juan José Rendón Delgado creció en Caracas, hijo de activistas pro democracia. Era un asesor político bien estable – en Venezuela - en 2004, cuando acusó al entonces presidente, Hugo Chávez, de fraude electoral. Luego, por temor a represalias, abandonó el país.

Ahora, desde el piso 46 de un exclusivo rascacielos en el centro de Miami, trabaja para derrocar al régimen venezolano. Nicolás Maduro, quien este mes ganó la reelección como presidente de Venezuela, en una contienda ampliamente criticada como fraudulenta, ha considerado a Rendón "el enemigo público número uno".

Rendón ha conseguido grandes ganancias ayudando a elegir a los actuales presidentes de México y Colombia, pero también se ha encontrado con una violenta reacción de los expertos y opositores políticos que lo han llamado el "rey de la propaganda negra".

El candidato presidencial mexicano Andrés Manuel López Obrador acusó este año a Rendón de ser un "especialista en guerra sucia", contratado por una "mafia del poder" para desprestigiarlo.

Rendón dijo que las acusaciones de López Obrador eran infundadas. Los ataques a su persona y táctica son, en su opinión, el resultado de la persecución del gobierno venezolano y la frustración entre sus oponentes políticos.

"No niego que soy capaz de hacer campañas negativas muy fuertes. Eso es legal ", dijo Rendón. "Si eres gay y votas en contra de los derechos de los homosexuales en el Congreso, pero nadie lo sabe y hay una elección, si puedo demostrar que te contradices a ti mismo, lo haré".