Quantcast
El Tiempo Latino
8:12 p.m. | 49° 11/18/2018

Sacerdote católico arrestado por cargos de abuso sexual en iglesia de DC


El religioso acusado había cumplido con los requisitos de antecedentes penales solicitados por la iglesia, según un comunicado

Clarence Williams/Julie Zauzmer - The Washington Post | 11/8/2018, 11:02 a.m.
Sacerdote católico arrestado por cargos de abuso sexual en iglesia de DC
Foto de referencia de un sacerdote | Pixabay

El miércoles, la policía de DC arrestó a un sacerdote de una parroquia del noroeste: un centro para los católicos latinos de la región. Es acusado de presunto abuso sexual de una adolescente en el Santuario del Sagrado Corazón cometido en mayo de 2015, dijeron las autoridades.

Según una carta difundida por la arquidiócesis a sus sacerdotes, el superior del sacerdote acusado y el coordinador de protección infantil de la parroquia “no siguieron los protocolos apropiados relacionados con la presentación de reclamos” a la policía y a la institución religiosa.

Ese superior, un popular sacerdote, fue destituido y el coordinador de protección infantil fue puesto en licencia.

Urbano Vázquez, de 46 años, del noreste de Washington, fue acusado de abuso sexual infantil de segundo grado en relación con un incidente en la iglesia, ocurrido hace más de 3 años.

Según un informe policial de DC, una niña de 13 años denunció a la policía que Vásquez le puso la mano en la camisa dos veces sobre su piel desnuda. El sacerdote, que tenía 42 años en ese momento, fue identificado como un “pastor de la iglesia donde ocurrió el abuso”, se lee en el informe policial.

El Santuario del Sagrado Corazón, que se encuentra en 3211 Sacred Heart Way NW, es una parroquia en Columbia Heights. Vásquez sirvió como vicario parroquial, que es un asistente del pastor.

Vázquez es miembro de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, una beca de sacerdotes. No fue ordenado por la Arquidiócesis de Washington, institución que otorga permiso a algunos capuchinos para trabajar en sus iglesias, incluido el Sagrado Corazón.

En una declaración escrita el miércoles por la noche, la arquidiócesis informó que se hicieron “denuncias adicionales en contra del padre Vázquez” desde que el adolescente se presentó, en octubre. Responsables de la iglesia no dieron más detalles sobre esas acusaciones.

Chieko Noguchi, portavoz de la arquidiócesis, dijo que los capuchinos informaron a la archidiócesis y a la policía sobre la acusación relacionada con Vázquez el 26 de octubre. La arquidiócesis no puede disciplinar a Vázquez porque no es uno de sus sacerdotes, pero revocó inmediatamente su permiso para trabajar.

Noguchi dijo que la arquidiócesis no informó a los feligreses de la iglesia hasta el miércoles, con el fin de evitar interrumpir la investigación policial.

Durante la pesquisa, la arquidiócesis se enteró de que el reverendo Moises Villalta, el pastor de Sagrado Corazón y otro sacerdote capuchino tenían conocimiento sobre la acusación y no lo habían denunciado. Eso es una violación de los lineamientos de la arquidiócesis.

El permiso de Villalta para trabajar en la arquidiócesis de Washington también fue revocado, dijo Noguchi. La carta a los sacerdotes también menciona la remoción del coordinador de protección infantil.

La política de la Arquidiócesis pide “verificación de antecedentes penales, solicitudes y educación para todos los empleados y voluntarios que trabajan con jóvenes”. Vázquez cumplía con todos los requisitos, según la declaración.

Vázquez está bajo custodia policial y no pudo ser contactado. Los esfuerzos para obtener información de los capuchinos no tuvieron éxito inmediato, al igual que la información de contacto de Villarta.

Vázquez fue vicario parroquial en la iglesia desde 2014.

Siga leyendo en The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.