Quantcast
El Tiempo Latino
1:26 a.m. | 49° 12/12/2018

Copa Libertadores: de final soñada a bochorno mundial


Desde la Conmebol se barajaron y anunciaron tantas situaciones que ya casi nada era creíble

Jonathan Soto | 11/30/2018, 6:03 p.m.
Copa Libertadores: de final soñada a bochorno mundial
INCERTIDUMBRE. No pudo jugarse el día planificado | EFE

Por un momento todo giraba en torno a Suramérica. El fútbol, con su sistema desarrollado y todopoderoso en Europa, se rendía a la final de la temporada 2018 de la Copa Libertadores, evento que definía al campeón con todo el morbo posible por tratarse de una llave con sabor a superclásico, pues los dos grandes de Argentina, Boca Juniors y River Plate, debían medirse por un trofeo que nadie olvidaría.

Sin embargo, el análisis sobre lo que estaba en juego tenía un capítulo de esos que nadie espera que suceda, pero que muy en el fondo y en silencio, los seguidores de la disciplina y quienes han visto el desarrollo del deporte en la región, sabían que tarde o temprano iba a ocurrir. Y pasó incluso antes de que se jugara la vuelta, con incidentes violentos en los que el autobús de Boca Juniors, visitante para el compromiso definitivo, fue apedreado, causando heridas a dos de sus jugadores.

La acción, lamentablemente, es frecuente. El torneo de clubes más importante de América no se ha salvado año tras año, con incidentes que no tienen obligatoriamente epicentro en Argentina, pues, las noticias han llegado desde varios países de la zona y en la que queda claro que el fútbol, así como ha sido motor para ver crecer a aquellos con recursos casi imperceptibles, también ha sido una fiesta para que delincuentes logren camuflarse entre los que sí quieren ver un espectáculo y así dañar lo que no debería tener espacio para los rebeldes.

Cuando un par de horas antes de que se jugara la vuelta pasó el repudiable hecho, quedó en evidencia la falta de respuestas contundentes. Por un lado, la seguridad quedó en deuda al verse en minoría frente a los delincuentes, más entendiendo que no eran dos equipos menores los que se medían. Después, la falta de criterio por parte de la organización ensució aún más a una confederación que es vista de reojo por sus irregularidades en los últimos años.

Desde la Conmebol se barajaron y anunciaron tantas situaciones que ya casi nada era creíble, y en donde, de acuerdo con los jerarcas de los equipos involucrados, fue la solidaridad del local con el afectado lo que terminó abriendo camino a una nueva decisión.

Con la puesta en escena el sábado 24 de noviembre a las 5:00 pm, hora de Argentina, como momento para que los amantes del fútbol se concentraran en lo que debía ocurrir en el estadio Monumental, terminó con la postergación hasta en dos ocasiones en la fecha para terminar bajando el telón del fin de semana con un pronunciamiento del presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, quien detuvo lo que sería la celebración el domingo por no haber “igualdad de condiciones” entre un conjunto y otro.

Lo que está en juego

La final entre Boca Juniors y River Plate es, para muchos, el clásico más importante del fútbol mundial, ponderándolo por encima de Barcelona y Real Madrid, Milan y Juventus, y Liverpool y Manchester United. Dentro de un tema completamente subjetivo, la historia de estos dos siempre estará ligada, por lo que al conocerse que fueron ellos los que avanzaron desde semifinales, era sencillo y excitante saborear una llave que atraería toda la atención posible y que buscaría cerrar un importante capítulo en un debate que lleva décadas extendiéndose.