Quantcast
El Tiempo Latino
12:10 p.m. | 49° 12/12/2018

Washington DC tuvo representación en Roma ante canonización de Romero


Desde comunidades religiosas hasta figuras políticas del área se hicieron presentes para la celebración

Tomás Guevara | 10/19/2018, 12:42 p.m.
Washington DC tuvo representación en Roma ante canonización de Romero
Aproximadamente 10 mil salvadoreños participaron con la organización de la iglesia católica salvadoreña y otros por cuenta propia. | Tomás Guevara

Los salvadoreños se hicieron ver y sentir en Roma, llegaron por miles desde el país centroamericano y otras partes del mundo. Estados Unidos y el Área Metropolitana de DC no fueron la excepción ante la canonización del arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero.

Aproximadamente 10 mil se inscribieron, unos con la organización de la Iglesia Católica salvadoreña y otros que por cuenta propia emprendieron el viaje a la capital italiana.

Jorge Granados, directivo de Comunidades Transnacionales Unidas Salvadoreñas (COTSA) fue uno de los dirigentes comunitarios de DC que asistió a diferentes actividades en los días previos y posteriores a la canonización del obispo salvadoreño que ascendió a los altares de la fe católica desde el domingo 14.

El obispo, ejemplo de cristiandad y visión social, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en San Salvador.

FABIO FRUSTACI / EFE

El obispo, ejemplo de cristiandad y visión social, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en San Salvador.

“Estamos muy bien representados de toda el área, hemos visto grupos de peregrinos de Virginia, de Maryland, de Washington DC, sabemos que hay iglesias que andan aquí, pero entre la multitud no nos hemos visto todavía, pero esto es una gran celebración de la que debemos estar orgullosos como salvadoreños en cualquier lugar del mundo que estemos”, comentó Granados a El Tiempo Latino, luego de develarse una escultura de San Romero y rebautizado un segmento del Valle de Egeo con el nombre de El Salvador.

Otros como el cantautor Lilo González, de DC, llevaron a Roma la mejor ofrenda que podían; en su caso cargó la guitarra para compartir con sus compatriotas. Lilo arreglo una canción especial para Romero y la estrenó en la plaza luego de los actos oficiales.

Desde la parte religiosa, las parroquias del área también llevaron sus grupos organizados. Así pues, el sacerdote Alex Díaz, de Nuestra Señora de los Ángeles en Woodbridge, dirigía uno de los grupos más numerosos de peregrinos, con unas 30 feligreses a su cargo.

DEVOCIÓN. Miles de salvadoreños madrugaron la mañana del domingo 14 de octubre para acudir al evento.

Tomás Guevara

DEVOCIÓN. Miles de salvadoreños madrugaron la mañana del domingo 14 de octubre para acudir al evento.

Este sacerdote también sacó provecho de las redes sociales para hacer despachos en vivo a través de facebook con su congregación en la antesala de la canonización en la plaza de San Pedro.

“Este es un momento histórico para nuestra iglesia católica salvadoreña, la figura de nuestro santo Romero va más allá de nuestras fronteras y nacionalidad, es una figura grande del mundo en todo su magnitud”, explica el sacerdote Alex Díaz, antes de utilizar sus credenciales y entrar por un pasillo especial reservado para los sacerdotes con acreditación de la Santa Sede para celebrar la misa oficiada por el Papa Francisco.

Jorge Granados agregó que Romero, luego de este trascendental hecho debe servir para reflexionar y dejar de lado divisiones y ver en común un El Salvador, una comunidad en el exterior unificada y dispuesta a seguir el ejemplo de cristiandad y visión social del obispo que fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en San Salvador.

MONUMENTO. Un grupo de jóvenes reunidos alrededor de la estatua develada en honor a Mons. Romero.

Tomás Guevara

MONUMENTO. Un grupo de jóvenes reunidos alrededor de la estatua develada en honor a Mons. Romero.

Fani Cruz, originaria de San Miguel, también llegó a esta celebración por la trascendencia histórica de este hecho que dimensiona a la comunidad del país centroamericano en el mundo.

Sin excepción los miles de salvadoreños madrugaron la mañana del domingo para acudir por las entradas señaladas en la organización del evento que reunió a unas 30 mil almas en la Plaza de San Pedro.