Quantcast
El Tiempo Latino
12:50 p.m. | 79° 9/20/2018

Hospital baja una cuenta de $109,000 por un ataque cardíaco a $332… ¿qué pasa con las facturas sorpresa?


Chad Terhune | Kaiser Health News | 9/6/2018, 12:19 a.m.
Hospital baja una cuenta de $109,000 por un ataque cardíaco a $332… ¿qué pasa con las facturas sorpresa?
Drew Calver con su esposa, Erin, y sus hijas Eleanor (izq.) y Emory, en su casa de Austin, Texas. Allí tuvo un ataque cardíaco el 2 de abril de 2017. Calver, profesor de escuela secundaria, tiene seguro de salud a través del distrito escolar, pero así y todo enfrentó una cuenta médica de $108,951.31. | Callie Richmond para KHN

Calver dijo que no completó los trámites de asistencia financiera antes porque no sentía que debía pagar los $108,951, y que estuvo impugnando la validez de los cargos todo el tiempo.

Su plan de salud dijo que los $55.840 que pagó deberían haber sido suficiente para el hospital. Y Calver ya estaba pagando $1,400 de coseguro, que era el monto de gasto de bolsillo calculado por su plan de salud.

HCA Healthcare es la dueña de St. David’s. Es la cadena hospitalaria con fines de lucro más grande del país, y también posee dos fundaciones sin fines de lucro.

El director ejecutivo de St. David's HealthCare, C. David Huffstutler, escribió un memo dirigido a su junta directiva sobre la historia de Calver. Un empleado de St. David’s compartió la nota con Kaiser Health News, y el hospital no cuestionó su exactitud.

"Me doy cuenta que este no es el tipo de cobertura que cualquiera de nosotros quiere para St. David's HealthCare", escribió Huffstutler en su memo del 27 de agosto.

Huffstutler también escribió que los cargos del hospital de $165,000 eran "razonables y habituales". Dijo que el distrito escolar y su administrador de plan de salud, Aetna, optaron por ofrecer un plan de red estrecho que "potencialmente puede representar una pesada carga financiera para el paciente".

Defensores de los consumidores dijeron que el hospital debería haber borrado la factura por completo después de someter a la familia a tanto estrés durante meses.

La reducción drástica de la cuenta "muestra que estos números de hospitales simplemente se compensaron", dijo Bonnie Sheeren, quien dirige Houston Health Advocacy y ayuda a los consumidores con sus facturas médicas. "Debe ser un saldo cero, y el hospital debe pagar las sesiones de terapia para ayudar a esta familia a recuperarse de la terrible experiencia de facturación".

Varios estados han aprobado leyes o han introducido programas para proteger a los pacientes de facturas médicas inesperadas, en particular las derivadas de emergencias.

Pero esas reglas estatales no se aplican a la mayoría de los trabajadores en el país, porque obtienen su cobertura de salud de empleadores que están auto asegurados, lo que significa que las empresas pagan los reclamos con sus propios fondos. La ley federal gobierna la mayoría de esos planes de salud, y no incluye tales protecciones.

El representante Lloyd Doggett (demócrata de Texas) escuchó la historia de Calver en la radio mientras manejaba el mismo lunes 27 de agosto, e inmediatamente le escribió a la familia una carta ofreciéndole su apoyo. Calver enseña en la escuela secundaria a la que asistió Doggett.

El legislador propuso el año pasado un proyecto de ley destinado a limitar la facturación sorpresa para los pacientes, pero dijo que no llegó a tener una audiencia en el Congreso actual.

"Este es un problema a nivel nacional, y necesitamos una solución a nivel nacional", dijo Doggett en una entrevista. "Tenemos un sistema donde el paciente, la persona más vulnerable de todos los involucrados, queda atrapada entre la aseguradora y el proveedor de atención médica... Estos problemas son solucionables".