0

Detienen a traficantes de armas que usaban las trochas de la frontera colombo-venezolana

Las autoridades colombianas capturaron a cinco hombres que, al parecer, abastecían con su arsenal al ELN y a varias bandas delictivas
SEGURIDAD. Incautaron dos lanzacohetes, granadas, pistolas 9 milímetros y munición de distintos calibres

SEGURIDAD. Incautaron dos lanzacohetes, granadas, pistolas 9 milímetros y munición de distintos calibres

En el municipio colombiano de Maicao se consigue cualquier cosa. Entre las cientos de redes comerciales que hay en el puerto libre, sobre la frontera entre Venezuela y Colombia, se conformó una de tráfico de armas y explosivos que abastecía a organizaciones grandes como el ELN y hasta a la delincuencia común.

La Dijín de la Policía colombiana capturó a cinco hombres que, al parecer, se habían convertido en mercaderes de la guerra. Su jefe, alias Manco, era el encargado de conseguir las armas en distintos países que finalmente ingresaban a Colombia por las trochas que hacen puente con Venezuela. Por allí entraban los arsenales camuflados en vehículos de carga y de pasajeros.

Los otros capturados son alias Boly, el encargado de la logística; Cochas, el hombre de las finanzas; Ware, quien almacenaba el material bélico, y Marcial. Todos ellos se repartían un botín que mensualmente podía alcanzar los 600 millones de pesos: producto de la venta de las armas y los explosivos en La Guajira y Cesar.

Según los investigadores de la Dijín, esta banda era la encargada de abastecer la guerra desatada entre varias organizaciones de delincuentes dedicadas a la extorsión de comerciantes, transportadores y ganaderos; y a los asesinatos.

Durante los allanamientos que condujeron a las capturas, los policías incautaron dos lanzacohetes, granadas, pistolas 9 milímetros y munición de distintos calibres. Los capturados ahora tendrán que responder por concierto para delinquir, tráfico de armas y de material de uso restringido de las Fuerzas Armadas.

Hace 5 meses, la Policía había detenido a otro importante traficante de armas en esta zona nororiental del país.

En Norte de Santander encontraron a alias el Señor de la Guerra, considerado como uno de los mayores traficantes de armas, quien abastecía al ELN, el Clan del Golfo y los Pelusos, trayendo armas de Estados Unidos y Centroamérica.