Quantcast
El Tiempo Latino
11:25 p.m. | 49° 11/12/2018

Huracán Florence se acerca a las Carolinas y amenaza con provocar terribles inundaciones


La tormenta tocará tierra entre el norte de Carolina del Sur y los Bancos Exteriores de Carolina del Norte este jueves

Jason Samenow - The Washington Post | 9/11/2018, 4:24 p.m.
Huracán Florence se acerca a las Carolinas y amenaza con provocar terribles inundaciones
CLIMA. Imagen facilitada por la NASA que muestra los huracanes Florence, Isaac y Helene avanzando por aguas del Atlántico Norte | Crédito: NASA / EFE

El violento huracán Florence, que se está expandiendo en tamaño, continúa en una línea recta hacia la costa este como un huracán de categoría 4 "extremadamente peligroso". Las inundaciones catastróficas y los vientos destructivos son cada vez más probables en las Carolinas orientales.

Los pronósticos generalmente proyectan que la tormenta tocará tierra entre el norte de Carolina del Sur y los Bancos Exteriores de Carolina del Norte, con una Categoría 3 el jueves, aunque es posible que haya cambios en la pista y que los impactos de la tormenta se expandan a grandes distancias más allá de los lugares donde ocurre la tormenta.

El Centro Nacional de Huracanes advierte de una triple amenaza en las Carolinas y Virginia:

-Una " tormenta que amenaza la vida " en la costa - un aumento del agua del océano sobre tierra normalmente seca.

-"Inundaciones de agua dulce que ponen en peligro la vida a causa de un evento de lluvias prolongadas y excepcionalmente intensas" desde la costa hasta las secciones interiores.

-"Vientos huracanados dañinos" en la costa y a cierta distancia tierra adentro.

Al igual que el huracán Harvey, que se detuvo en Texas en 2017, Florence podría quedarse en el sureste durante varios días después de tocar tierra, descargando de 15 a 20 pulgadas de lluvia y cantidades aisladas de hasta 30 pulgadas. El Centro de Huracanes dijo que esto "podría producir inundaciones catastróficas".

Las inundaciones podrían ser similares o peores a las que sufrieron las Carolinas durante el huracán Matthew en 2016.

Fuente: The Washington Post