0

6 extraños rituales de Semana Santa alrededor del mundo que te dejarán con la boca abierta

En algunos países se llevan a cabo ceremonias y procesiones muy raras que a muchas personas las ponen con "los pelos de punta".
 La imagen de la Virgen de los Dolores, a la que acompañan más de trescientas mujeres ataviadas con mantilla y peineta durante su recorrido procesional por las calles.

La imagen de la Virgen de los Dolores, a la que acompañan más de trescientas mujeres ataviadas con mantilla y peineta durante su recorrido procesional por las calles.

En Semana Semana son frecuentes los actos ceremoniosos que se llevan a cabo para reflexionar y para conmemorar la pasión y muerte de Jesucristo. Estas actividades litúrgicas suelen desarrollarse en un ambiente de meditación, armonía y tranquilidad.

Sin embargo, muchos rituales de cuaresma alrededor del mundo no son así.

En algunos ciudades, incluyendo Texistepeque, en el departamento de Santa Ana, se realizan ceremonias muy extrañas que rayan en lo inverosímil.

A continuación te presentamos seis de los rituales más raros de Semana Santa.

Crucifixiones en Filipinas

Este país asiático ha ganado fama a nivel mundial por las procesiones donde algunos hombres imitan el sufrimiento que Cristo experimentó camino a la cruz y durante la crucifixión. Este dolor lo consiguen autoflagelándose con látigos hasta derramar sangre.

Algunos de estas personas van allá del azote: permiten que sean clavadas en una cruz, como muestra de sacrificio y agradecimiento a Cristo por salud o bienes recibidos.

Los talcigüines de El Salvador

Los talcigüines son unos peculiares personajes que surgen cada Lunes Santo en Texistepeque, El Salvador. Son jóvenes vestidos de rojo que representan a Satanás y que arremeten con látigos contra las personas que presencian. El azotamiento se realiza el acto para limpiar sus pecados. Al final, los talcigüines se rinden ante Jesús, que es representado por uno de los pobladores.

Danza de la muerte en Girona

En Verges, un pueblo de Girona, España, se lleva a cabo una de las procesiones más raras que se pueden ver un Jueves Santo. Después de la representación de la vida de Cristo, comienza un desfile de la Pasión, en el cual cinco personas disfrazadas de esqueletos ejecutan una extraña danza. Una guadaña, un reloj sin manecillas, una pancarta y dos placas de ceniza simbolizan en cada esqueleto el paso del tiempo y la muerte. Esta es una tétrica tradición que se remonta al siglo XIV, cuando el pueblo de Verges sufrió un brote de peste que fue interpretada como un castigo divino por descuidar sus obligaciones cristianas.

Los Empalaos de Vera

En la comarca de la Vera (Cáceres, España) tiene lugar esta extraña tradición. Varios hombres portan sobre los hombros desnudos un yugo que simula una cruz. Al penitente se le despoja la ropa de cintura para arriba, atándole el madero con sogas que le rodearán el torso y los brazos hasta las manos. Desde la cintura hasta los pies se le cubre con unas faldas antiguas y un velo envuelve su cabeza que soporta una corona de espinas.

Los flagelantes de Guerrero

El estado de Guerrero, México, es famosa no solo por su extraordinaria orfebrería sino también por una dramática procesión que se lleva a cabo en Semana Santa. Cientos de penitentes –recorren las calles encapuchados, descalzos o arrastrando cadenas atadas a sus tobillos. Algunos de ellos, los encruzados, cargan pesadísimos rollos de espinas en sus hombros, mientras los llamados flagelantes se azotan la espalda con látigos rematados con clavos, hasta dejarla en carne viva.

Los judíos de Masatepe

En la población de Masatepe, en Nicaragua, se celebra la singular ceremonia de Los Judíos, los cuales son representados por jóvenes vestidos con ropas coloridas, máscaras y gorros. Estos personajes, cadenas en mano, salen a las calles para encontrar y castigar a personas disfrazadas de Judas, arrastrándolas por las principales calles de la localidad.

Por ElSalvador.com