0

Arlington impulsa capacitación para constructores latinos

El sector de la construcción ahora tiene más compañías pequeñas creadas por emprendedores latinos
EMPRESARIOS. En los talleres los empresarios de construcción aprenden todo lo que necesitan saber para abrir su empresa, sacar licencias y obtener contratos.

EMPRESARIOS. En los talleres los empresarios de construcción aprenden todo lo que necesitan saber para abrir su empresa, sacar licencias y obtener contratos. Photo by Tomás Guevara.

El guatemalteco Miguel Florián ha decidido montar su propia empresa después de varios años de experiencia en el sector de la construcción pues se declara un especialista en pintura, pisos y reparaciones generales. Su historia es similar a la de una veintena de participantes en un seminario ofrecido en el condado de Arlington, Virginia para que los potenciales empresarios conozcan los pormenores de las licencias y permisos requeridos para operar en el mercado.

El taller desarrollado en dos partes, una para conocer al detalle las licencias requeridas para trabajar y otro de lecturas de planos y códigos de construcción en Virginia, es parte de las demandas de usuarios que llaman a las agencias para obtener información sobre el proceso, explica a El Tiempo Latino la gerente de negocios de la Agencia de Desarrollo Económico de Arlington, Lourdes Morales.

El sector de la construcción está en auge en la región con lo que estos seminarios formativos tratan de poner en contacto a los constructores con las oficinas encargadas de validar esos procesos.

La especialista comentó a los participantes en la apertura del seminario que entre los objetivos de este encuentro está también poner en perspectiva los diferentes niveles y autoridades que existen en Virginia para regular el sector de la construcción, desde las normativas del condado a las del estado, especialmente con las licencias profesionales.

El encargado de impartir el taller, Alberto Luis, experimentado constructor propietario de la empresa Luis Construction, explicó a los participantes uno a uno los pasos a seguir para crear una identidad comercial que les permita operar el mercado de manera legal, incluidos los seguros, que se vuelven indispensables para trabar como constructor.

Aclarando dudas

SEMINARIO. El constructor Alberto Luis imparte un taller en portugués. El tiene una compañía de construcción en el área de DC.

SEMINARIO. El constructor Alberto Luis imparte un taller en portugués. El tiene una compañía de construcción en el área de DC.

A medida Alberto Luis iba desarrollando el temario, las preguntas sobre cada paso surtían por doquier en el foro. “Lo primero es crear una empresa, y para ello hay que seguir pasos como buscar el nombre único y registrarla, a la vez hay que determinar que tipo de licencia se necesitará para operar”, explica el experto constructor.

Estos tres pasos generan un largo proceso de reflexión en la primera jornada realizada la noche del miércoles 3 de abril y la segunda que se llevó a cabo el miércoles 10. En Virginia los tipos de licencias que se adquieren dan pie al tipo de contratos que se puedan obtener en proyectos de construcción.

Por ejemplo una licencia de Clase C, cubre rangos anuales con contratos que van desde los $10 mil a $150 mil, la Clase B tiene límites anuales que van desde $120 mil a $750 mil, y la Clase A no tiene restricciones monetarias. Con esos parámetros los contratistas establecen los límites de proyectos a los que pueden aspirar con las cuantías ya establecidas.

Al tener claros esos valores y las respectivas certificaciones que deben tener la empresa o sus operarios para realizar los trabajos, el experto les explicó que es importante establecer una especialidad de la compañía.

“Las licencias de los contratistas tienen clasificaciones y especialidades que identifican el tipo de trabajo que se puede realizar con el documento. La definición de cada una de las clasificaciones se pueden encontrar en la Junta de Regulaciones de Contratistas”, explicaron.

La razón jurídica

DEMANDA. Lourdes Morales, gerente de Negocios de la Agencia de Desarrollo Económico de Arlington, VA dice que hay mucha demanda para estos seminarios.

DEMANDA. Lourdes Morales, gerente de Negocios de la Agencia de Desarrollo Económico de Arlington, VA dice que hay mucha demanda para estos seminarios.

Otro dato importante para Lourdes Morales es que muchas personas no tienen claridad sobre qué tipo de empresa establecerán, es decir la razón jurídica con la que será establecido el negocio, que será determinante para el establecimiento del capital de la empresa. Esta modalidad está más definida por los intereses futuros de los creadores.

Las más comunes son: Empresa individual, Sociedad de Responsabilidad Limitada, conocidas como (LLC) o Asociaciones o Corporaciones; para esclarecer las ventajas y desventajas del tipo de empresa a registrar, Morales recomienda tener la asesoría de un experto contable, porque según el registro asignado así será el régimen de impuestos con el que tendrá que tributar el o los propietarios de la empresa.

La Agencia de Desarrollo Económico de Arlington, una entidad del gobierno de esa localidad, realiza con periodicidad este tipo de seminarios con el abordaje de diferentes temáticas para reforzar el mundo de negocios en un entorno de legalidad y siguiendo todas los requisitos establecidos por las leyes locales, estatales y federales.

“También tenemos los encuentros de negocios que permiten establecer contactos con otras personas de diferentes sectores donde se puede interactuar y establecer alianzas comerciales”, puntualizó Morales.