0

Atlético de Madrid se quedó con el Juego de Estrellas de la MLS

El duelo celebrado en el Exploria Stadium, casa del Orlando FC, los españoles ganaron 3-0
CELEBRACIÓN. Los colchoneros no desentonaron en la fiesta del fútbol

CELEBRACIÓN. Los colchoneros no desentonaron en la fiesta del fútbol

El fútbol tuvo en territorio estadounidense a una de las mejores galas del verano. En plena pretemporada para los principales conjuntos de Europa, Estados Unidos ha servido como escenario para que los grandes cuadros del Viejo Continente afinen detalles de cara a la campaña 2019-2020; sin embargo, un evento muy especial puso en juego no solo a un referente de España, también hizo que este se midiera a la representación local, la de la Major League Soccer (MLS), para el Juego de Estrellas 2019 de la liga norteamericana.

En compromiso celebrado en el Exploria Stadium, casa del Orlando FC, el Atlético de Madrid arribó para quedarse con el compromiso, el cual cerró 3-0 a su favor.

Rivales y ahora compañeros

Las luminarias de la MLS llegaron a Florida para buscar hacerse con el triunfo; sin embargo, un punto en especial llamó a la atención de los presentes. El delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, titular por la liga norteamericana, compartió plantilla con el mexicano Carlos Vela. El primero, figura de Los Ángeles Galaxy, y el segundo, de Los Ángeles FC, fueron protagonistas de un pequeño choque entre las partes luego de que en una entrevista se le dijera al europeo que el azteca era el mejor jugador del momento en la MLS.

La situación, ocurrida días antes de que ambas oncenas se midieran, generó un amplio debate, con el sueco señalando que no había punto de comparación y que era él la gran referencia de toda la liga.

Días después, el Galaxy superó 3-2 a su rival de ciudad, con los tres tantos de parte de Ibrahimovic, en una clara exhibición de dominio.

Tras el juego, Vela aseguró que, si bien se consideraba el mejor jugador de la temporada, era imposible comparar su carrera con la del destacado delantero europeo; no obstante, el morbo por verlos juntos de un mismo lado de la cancha generó picante.

Las acciones

Con los dos rivales ahora como amigos, la MLS puso en juego un 11 inicial de alta talla. Además de los mencionados, jugadores de gran experiencia en el Viejo Continente, como el inglés Wayne Rooney y el portugués Nani, contrastaban con la alineación tímida del argentino Diego Simeone.

Con la balanza a su favor en el papel, el equipo de la MLS era el dueño y señor del balón, con el británico, figura del DC United, como el distribuidor de juego para los de cada; sin embargo, las acciones no lograban traducirse en gol. Poco a poco se fue buscando en el compromiso a Ibrahimovic, y después al venezolano Josef Martínez, quien lo sustituyó en la primera mitad. Aun así, la representación de la liga no lograba agitar las redes del cuadro colchonero.

En su lugar, el conjunto de la capital española hizo mucho con poco. Pese a no ser más incisivo que su contrincante, pegó primero al minuto 43 por intermedio de Marcos Llorente, hasta hace unas semanas futbolista del Real Madrid.

El atacante recibió de Rodrigo Riquelme y sin mayores obstáculos quedó en un mano a mano para poner número en la casa, gol de mucha factura anímica por llegar en la recta final del primer tiempo.

Para el complemento, y como es costumbre tanto en este tipo de duelos como todos los de pretemporada, cada conjunto cambió la cara. Mientras la representación de la MLS contó con hasta 13 cambios en los últimos 45 minutos, su rival de turno concretó 12 en el mismo lapso.

Para Simeone, era momento de probar a elementos con mayores posibilidades de ser titulares en la campaña, por lo que el nivel de juego de sus pupilos subió drásticamente.

Dos de esos sustitutos fueron clave en el triunfo colchonero: Joao Felix y Diego Costa.

El primero, portugués y otrora pieza del Benfica, llegó a Orlando como la adquisición más costosa en la historia de la mencionada entidad, una apuesta de más de 100 millones de euros por un muchacho de apenas 19 años que aún tiene mucho por demostrar. Pero de momento, cada centavo ha valido la inversión.

En la fracción 85, el lusitano sacó un zapatazo de pierna derecha al borde del área que se coló en al arco para el 2-0. Mientras, ya en el descuento asistió al brasileño nacionalizado portugués para sentenciar las acciones.

A pesar del revés, para la MLS fue un enorme encuentro de fogueo contra profesionales del más alto nivel en una de las ligas más importantes del planeta.