0

Europa se viste de gala para el inicio de sus ligas locales

España, Inglaterra, Italia y Alemania ponen a rodar el balón y con él un espectáculo incomparable
OPTIMISTAS. El Manchester City va por su tercera corona al hilo en Inglaterra

OPTIMISTAS. El Manchester City va por su tercera corona al hilo en Inglaterra

El verano empieza a dar un paso al costado en Europa, donde las principales ligas de fútbol del planeta suman sus primeras jornadas. Con la necesidad de imponerse desde el primer día, los referentes del Viejo Continente se concentran en armar alineaciones lo suficientemente impactantes desde el día uno de cada justa para imponerse y enfocarse en su principal prioridad: la Champions League.

España, Inglaterra, Italia y Alemania ponen a rodar el balón y con él un espectáculo incomparable.

España: la lucha por el dominio

En la primera división del balompié español, la prioridad de cualquier equipo que no sea el Barcelona para por acabar con el dominio del conjunto catalán en la competencia, dueño de siete de los últimos diez torneos y ocho de los últimos once.

Los dirigidos por Ernesto Valverde regresan como los favoritos para seguir sumando, aunque con el mal sabor de boca del cierre de campaña pasada ante la histórica debacle que supuso su salida en las semifinales de la Liga de Campeones, donde luego de ganar en la ida 3-0 ante el Liverpool, cedieron 4-0 en la vuelta frente al que al final sería el rey del Viejo Continente.

Ante la situación, la gerencia culé se hizo temprano con los servicios del joven holandés Frenkie De Jong, otrora figura del mediocampo del Ajax, así como del atacante francés Antoine Grizmann, pretendido en el pasado por la entidad, pero quien se decantó finalmente por vestir los colores blaugrana a partir de la zafra que comienza.

Enfrente, el Real Madrid atraviesa su propia fase de restructuración, una que no encontró en la pretemporada resultados positivos para esperanzarse.

El regreso de Zinedine Zidane al banquillo del Santiago Bernabéu representó una gran noticia en la recta final de la 2018-2019; no obstante, los últimos encuentros dejaron mucho qué desear. La llegada del volante belga Eden Hazard fue el primer gran golpe que dieron en el mercado, aunque no lograron sumar a otro elemento de gran talla.

Además, sufrieron en plena fase previa al calendario la lesión de Marco Asensio, lo que cambió por completo el esquema del dirigente francés.

En principio se estimaba que el colombiano James Rodríguez no estaba en sus planes, despertando el interés de clubes como el Napoli de Italia, pero el negocio que giraba a su alrededor se vino a menos ante la necesidad de contar con él para hacer frente a la baja de varios meses por el percance de Asensio.

También en la capital, el Atlético de Madrid botó la casa por la vente y con una inversión que sobrepasó los 120 millones de euros, se hicieron con los servicios del delantero portugués Joao Felix, proveniente del Benfica, una pieza de apenas 19 años de edad que se perfila como uno de los grandes nombres de la disciplina a mediano y largo plazo.

Junto al brasileño nacionalizado español Diego Costa, la delantera colchonera cuenta con hombres de gol y muchas virtudes.

Inglaterra: con la misión de volver a sumar

Desde que se juega la Premier League de Inglaterra (1993), el fútbol inglés no ha visto a uno de sus más grandes competidores, el Liverpool, alzar el trofeo doméstico. Campeón de la reciente edición de la Champions, el cuadro Red sigue en deuda con los suyos, en una ardua tarea por meter su nombre entre los seis campeones del torneo, estadística comandada por el Manchester United, con 13 coronas.

El dirigente alemán Jürgen Klopp encuentra así en la liga más competitiva del planeta su nueva misión. Atrás quedaron los días de gloria europea, donde no hubo mejor conjunto que ellos, ahora la lucha se sostendrá por quedarse de una buena vez con el título que por tantos años les ha sido esquivo y que el pasado curso lo vio en la pelea hasta el último día de acción.

Sin movimientos en el mercado, el Liverpool apelará a su tradicional escuadra, con su ya conocida delantera conformada por el senegalés Sadio Mané, el brasileño Roberto Firmino y el egipcio Mohamed Salah.

Pero el Manchester City estará ahí para evitar cambios de mando.

Los Citizens esperan mantener el pulso, aunque su impacto en el mercado haya sido mínimo. A diferencia de los Reds, en Manchester hay una ilusión que desde hace un buen rato tiene en vilo a sus fanáticos: ganar su primera Champions.

Su eterno rival, el United, no estará en la cita más importante de la región, luego de ser sexto en el torneo. La responsabilidad para uno de los conjuntos más importantes del planeta será regresar al evento, para con él retomar la confianza del mercado y así sumar los mejores elementos posibles.

Pese a esto, el poderío económico de los Red Devils es innegable. Pera muestra, la llegada del central británico Harry Maguire, procedente del Leicester City, a quien pagaron 85 millones de euros por su ficha, convirtiéndolo en el defensa más caro de la historia.

La situación del United es similar a la de otros clubes, como el Tottenham Hotspur, Arsenal y Chelsea, los cuales fueron inteligentes en sus contrataciones, pero en el papel no lucen tan fuertes como el City y Liverpool, en lo que debería ser una carrera por el título doméstico de solo dos organizaciones. El resto, a luchar por un boleto a la Liga de Campeones.

Italia y Alemania: sin competencia

La Serie A y Bundesliga puede que atraviesen un periodo casi predecible de inicio a fin. En Italia, Juventus de Turín se asoma otra vez como el enorme candidato a despegarse del resto de los competidores desde temprano y así encaminarse a otra copa local. Lo propio sucede con el Bayern Munich.

El caso de ambos, ante situaciones similares, apunta a un norte sencillo: la Champions.

Las diferencias, una vez comparados ambos cuadros, pasa por la inversión desde Italia para que la Vecchia Signora se sacuda tantas caídas en instancias importantes de la cita continental y así obtenga su tercera Orejona para sus vitrinas.

Con el portugués Cristiano Ronaldo a la cabeza, en Turín se gesta una lucha que va más allá de su país y para ello se hicieron con los servicios de buenas piezas. Uno de ellos fue el joven central holandés Matthijs De Ligt, exAjax, quien dejó pasar una oferta del Barcelona para juntar fuerzas con el exReal Madrid en una liga hecha para el óptimo desarrollo de los zagueros.

Mientras, en Alemania el Bayern busca hacerse enorme otra vez y optar por la Champions, aunque, a diferencia de Juventus, su poder en el mercado no fue tan impactante como antes. La prioridad de los bávaros fue alcanzar un acuerdo con el City por el atacante alemán Leroy Sané, en una de las novelas más densas del lapso.

La falta de arribos importantes en Alemania podría pasar factura a final de campaña al Bayern, acostumbrado a pasar por encima de sus contrarios en casa, aunque la falta de competencia de alto nivel se traduzca en tropiezos una vez avanza a etapas decisivas en la Liga de Campeones.