0

Estados Unidos abrirá en casa la Liga de Naciones de la Concacaf

Cuba será el rival de la primera jornada
COMPROMISO. La selección norteamericana apunta con todo a la nueva competencia

COMPROMISO. La selección norteamericana apunta con todo a la nueva competencia

Centro y Norteamérica se preparan para asumir un formato recién nacido pero exitoso. La Liga de Naciones de la Concacaf, bajo un esquema similar al que se vio en los últimos meses en Europa con la Liga de Naciones de la UEFA, verá su primera edición en poco tiempo, con un calendario que muestra sus primeras fechas con la misión de que cada selección de la región se organice de la mejor manera posible para encarar el reto.

Para Estados Unidos, se conoce el rival y la sede del debut, con la casa asegurada para medirse a Cuba.

A través de un comunicado, la Federación de Fútbol de los Estados Unidos anunció a la capital como epicentro del duelo a llevarse a cabo el próximo 11 de octubre. El Audi Field, casa del DC United, albergará la cita donde alrededor de 20.000 fanáticos podrán concentrarse para ver de cerca el espectáculo.

Sobre la designación de la sede y lo que será el choque, el seleccionador norteamericano, Gregg Berhalter, dio su opinión: “Estamos entusiasmados por competir en la inauguración de la Liga de Naciones Concacaf, donde no solo hay un campeonato en juego, sino que también podemos jugar encuentros significativos en un formato competitivo (…) Hemos visto lo valiosa que ha sido la Liga de las Naciones para Europa, y para esta región es otra oportunidad importante para elevar el nivel de competencia”.

Formato

Así como se vio por primera vez en el Viejo Continente, donde Portugal alzó el trofeo, la Concacaf dio forma a través de tres grupos a la Liga de Naciones, conformando cada zona de acuerdo con su ranking, enfilando emparejamientos para no perder de vista ante el nivel de cada participante.

El cuadro de las barras y las estrellas está presente en la Liga A, específicamente en su Grupo 1. Ahí, además de Cuba, está Canadá.

En el Grupo 2 se asoman México, Panamá y Bermudas. En el 3 están Trinidad y Tobago, Honduras y Martinica, mientras que en el 4se enfrentarán Costa Rica, Haití y Curazao.

El campeón de cada grupo avanzará a fase de semifinales, instancia a disputarse en marzo, con el día por definir. La final, a diferencia de la anterior etapa, ya está marcada en el almanaque, con el 31 del mencionado lapso como día para poner a rodar el balón.

Otras ligas

La Liga B pondrá a competir a 16 selecciones, repartiéndolas en cuatro grupos de cuatro plantillas.

En el A jugarán Guayana Francesa, San Cristóbal y Nieves, Belice y Granada. En el B, El Salvador, República Dominicana, Santa Lucía y Monserrat. En el C, Jamaica, Guayana, Antigua y Barbuda y Aruba. Mientras tanto, en el D dirán presente Nicaragua, Surinam, San Vicente y Las Granadinas y Dominica.

Este no contará con el Final Four previsto en la Liga A, por lo que todo se resolverá en la primera etapa. El campeón de cada zona obtendrá de manera directa el boleto a la competición principal, sustituyendo al último de cada grupo en la mencionada instancia.

La Liga C cuenta con el desequilibrio de contar con 13 países, por lo que el Grupo 1 aparece con cuatro naciones: Barbados, Islas Caimán, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. En el 2 chocarán Bonaire, Bahamas y las Islas Vírgenes Británicas. En el 3 tocará el turno a Guatemala, Puerto Rico y Anguila. Por su parte, en el 4 reñirán Guadalupe, Islas Turcas y Caicos, y Sint Marteen.

Misión

La Liga de Naciones de la Concacaf tiene la premisa que en Europa se le dio a la Liga de Naciones de la UEFA: tomar las fechas FIFA y en lugar de organizar partidos amistosos con países de otras regiones del planeta, se medirán los de un mismo lugar, una suerte eliminatoria mundialista que solo mide el nivel de rivales directos.

La creación del formato ha llevado a los extremos a los fieles seguidores del balompié.

Mientras por un lado muchos aplaudieron la decisión de los jerarcas del fútbol ce Centro y Norteamérica, otros la rechazaron.

Si bien es importante el fogueo entre selecciones de la zona, lo que genera mayor estudio por parte de cada director técnico para futuros encuentros oficiales, otros critican la reducción del espectáculo. Las fechas FIFA también ponderan el show en cada cita, brindado la posibilidad de ver a grandes cuadros del planeta medirse sin la necesidad de compartir continente.

Una vez Europa adoptó la medida, se restringieron los cruces con otros gigantes del mundo.