Quantcast
El Tiempo Latino
10:28 p.m. | 49° 4/20/2019

“Me has roto el corazón, deja de victimizarme”: la carta de Meghan Markle a su padre


Las amigas más cercanas de la esposa del príncipe Harry cuentan que, contrario a lo que se ha dicho en la prensa, es Thomas Markle quien no le pasa al teléfono

Semana | 2/8/2019, 1:38 p.m.
“Me has roto el corazón, deja de victimizarme”: la carta de Meghan Markle a su padre
SHOW. Thomas Markle, el papá de Meghan Markle, se ha convertido en uno de los personajes más famosos en Inglaterra | Crédito: Will Oliver / EFE

Thomas Markle, el papá de Meghan Markle, se ha convertido en uno de los personajes más famosos en Inglaterra. A la sombra de su hija, quien desde el año pasado es esposa del príncipe Harry, ha aparecido en los medios como una víctima de la llegada de ella a la realeza, pues se presenta como un padre cercano que perdió el contacto con su hija desde cuando ella entró a la familia de la Reina Isabel II.

Desde antes de la boda real, cuando rompió los protocolos y aceptó dejarse fotografiar por un paparazzi, Thomas ha sido un dolor de cabeza para su Meghan. Se llegó a decir que le habían retirado la invitación a la boda real y ese día, ante un evento del que estaba pendiente todo el mundo, no llegó por un supuesto ataque al corazón. Ella decidió entrar a la iglesia sola, y aunque eso le salió muy bien y la mostró empoderada, se entendió como un quiebre en la relación padre-hija. Sobre todo cuando él denunció que no podía contactarla y que no esperaba volver a saber nada de ella.

Pero esta semana se conoció el otro lado de la historia: el de Meghan. La revista People habló con cinco supuestas amigas cercanas a la duquesa de Suxess que contaron que ella está destrozada por la situación con su papá y que es mentira que no la pueda contactar: “él tiene su teléfono, porque el número de ella no ha cambiado. Pero nunca ha llamado, nunca ha enviado mensajes de texto”.

Al parecer, y según el relato de sus amigas, a pesar de las fotos tomadas por el paparazzi, ella y Harry querían que asistiera al matrimonio, pero nunca pudieron contactarlo. Incluso mandaron a un carro a recogerlo para que fuera al aeropuerto, pero él nunca se subió. Luego se enteraron del supuesto ataque al corazón y a pesar de que lo llamaron con insistencia, nunca contestó. Meghan habría llorado por el temor de perder a su papá.

Por eso, días después de la boda, le envió una larga carta en la que abría su corazón y le decía que aún lo amaba: “Papá, me has roto el corazón. Te amo. Tengo un padre. Por favor deja de victimizarme a través de los medios para así poder reparar nuestra relación”, le habría escrito la duquesa.

Pero en respuesta Thomas le habría pedido que aceptara hacer una sesión de fotos con él, lo que habría enfurecido a Meghan, pues era totalmente lo contrario a lo que ella le había pedido: alejarse de los medios para poder reparar su relación.

Sobre Samantha Markle, la media hermana de Meghan que afirma que ella se alejó apenas se comprometió con Harry, las amigas de la duquesa dicen que es una aprovechada y que en realidad ellas nunca fueron cercanas. Incluso, dicen que Samantha solía usar el apellido de su madre hasta antes de la boda de su hermana.

Las amigas de Meghan también hablaron de otras cosas y negaron su supuesta rivalidad con Kate Middleton, así como el rumor de que ella es difícil de tratar, lo que le ha traído malas relaciones con su staff.

Aunque el Palacio de Kensington no ha confirmado ni negado los comentarios de las amigas de Meghan, su media hermana Samantha los aprovechó para atacar una vez más. Dijo que todo eran mentiras y que, seguramente, eran relacionistas públicos contratados por ella para subir su imagen.

La polémica familiar, al parecer, seguirá más viva que nunca.

Fuente: Semana