Quantcast
El Tiempo Latino
8:26 p.m. | 49° 3/26/2019

Especial | Bullying: el peligroso fenómeno que ataca las escuelas


Depresión, deserción escolar, bajas calificaciones y hasta el suicidio son parte de las graves consecuencias

Por Ricardo Sánchez-Silva @RicardoLoDice | 2/22/2019, 2:14 p.m.
Especial | Bullying: el peligroso fenómeno que ataca las escuelas
TALLERES. La organización Family Services Network apoya a los padres, maestros, consejeros, psicólogos y trabajadores sociales con talleres sobre el bullying en el área de DMV. | Pixabay.com

El inicio de clases del hijo de Mary Sirvent en la Belmont Ridge Middle School del condado de Loudoun en Virginia, marcó también el comienzo del bullying para este niño latino y un viacrucis para esta familia.

El acoso

Desde la primera semana del sexto grado uno de los niños se hizo notar con burlas y ataques a José*, de 12 años para ese entonces. Sin embargo, hasta ese momento se trataba solo de un bravucón que lo molestaba, pero se le fueron añadiendo otros más y la situación empeoró, incluso dentro del aula de clases bajo la mirada de los maestros, narra la madre.

Ante la situación Sirvent habló con el director y expuso la situación del joven, que en un punto determinado ya había entrado en un estado de estrés y depresión preocupante. “Él es un niño muy sociable y exponerse a esa realidad fue duro”. Sin embargo, el colegio, asegura la representante, manejó la situación de forma “muy superficial” y no prestaron la atención adecuada.

El siguiente año el acoso persistió y José fue llevado a terapia psicológica para que pudiera tener herramientas de defensa ante las circunstancias. No obstante en la actualidad, a pesar de tener dos años recibiendo ayuda profesional, el niño sigue viéndose afectado y la escuela no responde adecuadamente, denuncia Sirvent. “Ellos niegan la existencia de bullying”. Hoy día (cursando el último año en esta institución) recibe quejas de que el niño fue atacado por sus compañeros al menos unas tres veces por semana.

“Tuvimos una reunión con el director de la escuela y la actitud de él fue sorprendente, pues negó que había bullying. Me dio algunas soluciones que no se han aplicado, ellos hablan mucho, pero no ejecutan. Entonces, yo estoy en un momento en el que he vendido mi casa para poder irme a otro colegio y así mi hijo no siga expuesto a ese grupo de niños fuera de control. He pensando en sacarlo del colegio y ponerle un Homeschooling. ¿Por qué mi familia tiene que vivir una situación tan extrema… un estrés tan extremo. Todos los días que voy a buscar a mi hijo a mi colegio yo rezo para que haya tenido un buen día y no haya sido víctima de bullying”, relata la mamá.

Los muchachos que cometen estas acciones “son muy inteligentes”, pues a juicio de Sirvent no aplican agresión física porque saben que así se meterían en problemas. Así que el ataque es psicológico “a través del chantaje y la burla”. Le arrebatan el celular de las manos, lo tropiezan, se burlan por el tipo de zapatos que usa y lo último que ocurrió (a la fecha del testimonio), fue en la clase de español. Mary nunca había sentido discriminación o racismo hacia ella por ser latina, pero su hijo sí. “En la clase de español me dijo que lo estaban discriminando y se burlan porque él puede hablar un poco más el idioma, pero no hay corrección”.

En la actualidad es un niño deprimido y con apatía de ir al colegio, al punto que la madre confiesa que las consecuencias han sido “bastante fuertes”, pero prefiere reservarse los detalles para no exponer su privacidad. “Ese muchachito que ha sido víctima de bullying, si no ha sido tratado con terapia o psicólogos, al final puede agarrar una pistola, va a un colegio y le mete cinco tiros a los compañeros por la frustración y la ira que carga por dentro. Ahí cae tu hijo, el mío y el del vecino. El problema del bullying se ha tomado muy por encima, pero tiene unas consecuencias muy graves. Eso lo que demuestra es una sociedad que tiene problemas”, dice Sirvent.